Comunidad

El SAGA debuta con el objetivo de «dar más visibilidad a que todo esto existe»

La Farga de l'Hospitalet de Llobregat acoge la primera edición del salón del gaming de Cataluña, exponiendo dos industrias ya conocidas desde el factor lingüístico

Barcelona es una de las ciudades más importantes dentro del ecosistema nacional en lo que a los deportes electrónicos se refiere. Clubes como KOI, Barça Esports o Wizards Esports Club conviven en la propia Ciudad Condal o en sus alrededores. A unos pocos quilómetros de la capital catalana se encuentra l’Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad más poblada de Cataluña. En el centro ferial de La Farga se celebra del salón del gaming de Cataluña, el SAGA, otro evento que combina videojuegos y deportes electrónicos. Sin embargo, este lo hace desde un factor único: la lengua catalana.

El aura que desprende el SAGA es similar al del Salón del Manga antes de que diera el salto de La Farga a la Fira de Barcelona. En el espacio central se encuentra el escenario de las competiciones de VALORANT y League of Legends de la LIOP. Por el camino los visitantes pueden acudir a locales de desarrolladoras, medios de comunicación e incluso formación. Son pocas las personas que se atreven a acudir disfrazadas y tampoco demasiadas las que se encuentran presentes en las mesas habilitadas para jugar presencialmente. El ambiente es modesto y así lo reconocen desde el propio salón, organizado por Plataforma per la Llengua. De todas maneras, al ser la primera edición, el objetivo es poder asentar una base.

«Todo comenzó cuando la territorial de Barcelona de Plataforma per la Llengua nos planteó a la comisión de videojuegos que quería hacer un campeonato de League of Legends«, afirma Roger Baldomà, miembro del secretariado de Plataforma per la Llengua y del comisionado de videojuegos de la entidad. La organización del SAGA empezó hace nueve meses y el tiempo ha vuelto a ser un factor clave. «Lo más difícil ha sido avisar a la gente que está con nosotros porque hemos visto que no les hemos avisado con suficiente tiempo cuando teníamos todo cerrado. De hecho, hay muchas empresas que no están y que querrían estar pero les ha sido imposible por temas de timing«, confiesa Baldomà.

Al ser domingo, hay menos afluencia en comparación al sábado. Así lo explica Víctor Rodrigo, periodista de NacióDigital, y desde la Comunitat Urbana de Sant Feliu de Llobregat. La comunidad cuenta con ordenadores para que los visitantes puedan jugar, y en medio de una partida de Overwatch, confirman la afirmación de Rodrigo. Dicho y hecho, pero a la vez se muestran satisfechos al ver que bastantes familias se acercan con interés por aquello a lo que juegan sus hijos. Un premio satisfactorio después de vivir un viernes marcado por la instalación del equipamiento.

Sin embargo, esto no genera desánimo en la organización. Baldomà tiene claras las intenciones: «El reto más importante es lo que estamos haciendo: dar visibilidad a que todo esto existe«. Conseguir, en definitiva, que los equipos asentados en Barcelona también se acerquen sin miedo a los eventos organizados en catalán, aunque las gradas no estén excesivamente llenas al tratarse de la primera edición ni la pantalla principal se vea con claridad. De ahí se explica la presencia del Barça Esports, que juega dos partidas amistosas contra Dream Makers. El resultado cae a favor de los culés incluso jugando con suplentes, pero el acercamiento se ha cumplido.

Los retos de futuro del SAGA y la multiculturalidad en las industrias

Actualmente la LIOP cuenta con el reconocimiento de Riot Games como liga oficial, pero el crecimiento se valora mucho más a largo plazo. De momento, Baldomà ya piensa en las novedades para los siguientes años: «De cara a próximas ediciones queremos organizar como una game jam donde se desarrollen videjuegos durante todo el tiempo en el que se celebra el evento e incluso formación«. Desde la organización del SAGA pretenden potenciar el uso del catalán dentro de las industrias del videojuego y los deportes electrónicos, pero también hacer del espacio un lugar en el que los interesados puedan crecer a nivel estatal.

Precisamente a nivel estatal conviven distintas lenguas y culturas que también pretenden hacerse un hueco tanto en los videojuegos como en los deportes electrónicos. Por el momento, el crecimiento en Cataluña es lento, pero Baldomà quiere transmitir tranquilidad: «poco a poco tendrán un crecimiento natural y orgánico«. Para el miembro de Plataforma per la Llengua es de vital importancia que los medios de comunicación se den cuenta de la necesidad de informar sobre ambas industrias. Cataluña es junto a la Comunidad Autónoma de Madrid la comunidad autónoma donde más se consumen deportes electrónicos. El reto es conseguir que el público, independientemente del territorio del que proceda, también consuma contenido elaborado y arraigado en su propia comunidad autónoma. El recorrido del SAGA ha empezado con luces y sombras, pero la base ya la ha implementado en sus dos días de celebración.