Síguenos
G2 Esports celebrando su tercer título de 2019 | Propiedad: Riot Games

League of Legends

G2 Esports, nuevo patrón de Atenas

Atenas tiene algo que enamora. Su localización, su tiempo, su gente, su cultura… Da igual el qué, pero te cautiva. De ahí se puede explicar que, muchísimos siglos atrás, Atenea y Poseidón se pelearan por ser los patrones de la ciudad. En dicha disputa los ciudadanos se decantaron por el olivo que les ofreció la diosa de la sabiduría, algo que marcaría a la metrópoli para la eternidad. Ahora, en pleno 2019, otro patrón se ha erigido en la capital griega. G2 Esports ha dejado una marca imborrable en Grecia y su relación con los deportes electrónicos tras ganar por 3-2 a Fnatic y proclamarse campeón de la League of Legends European Championship.

Antes de la gran final de la LEC, ambos finalistas se midieron las caras en semifinales. Fnatic asustó a G2 Esports al forzarle un 0-2 en su contra, algo a lo que la organización de Carlos “Ocelote” Rodríguez no se había visto expuesta en todo el año a nivel regional. G2 consiguió remontar y envió a sus rivales a un enfrentamiento directo contra Schalke 04, el cual ganaron contundentemente por 3-0. Después de la victoria sobre el club alemán, los de Joey “YoungBuck” Steltenpool tendrían su reencuentro con los samuráis y una oportunidad única de venganza.

El ágora ateniense no decepcionó | Propiedad: Riot Games

La batalla por la coronación en Atenas empezó fuerte. La primera partida fue un festival de asesinatos en toda regla. En cuanto Zdravets “Hylissang” Iliev Galabov consiguió la primera sangre sobre Mihael “Mikyx” Mehle, se desató el caos. En el carril inferior G2 Esports perdía con clara diferencia, pero Martin “Wunder” Hansen con Kled y Marcin “Jankos” Jankowski con Gragas se encargaban de contestar. El resultado fueron 19 muertes en tan solo un cuarto de hora, pero Fnatic tuvo más control de los objetivos. Con las oleadas a su favor en las calles laterales, Martin “Rekkles” Larsson y compañía consiguieron un dragón de montaña clave para minutos más tarde. Sin embargo, fue una sobreextensión de Rasmus “Caps” Winther la que le dio a los subcampeones de la LEC la ventaja necesaria para obtener el Barón Nashor cómodamente. G2 se vio encerrado e intentó remontar con una cazada sobre Hylissang, la jugada acabó en tres muertes en su contra y con el 0-1 en el marcador.

Tras la derrota inicial, el segundo mapa fue un recital del MVP de la temporada de verano: Jankos. El jungla ganó la prioridad en el duelo entre los dúos medio-jungla y la aprovechó para jugar alrededor de Wunder. Con la primera sangre provocada en Gabriël “Bwipo” Rau, el top danés se asentó y generó un efecto de bola de nieve importante. Junto al control de la calle superior, el jungla de G2 Esports también tomó control de los objetivos neutrales, haciéndose así con el Heraldo de la Grieta y un dragón infernal. Una vez G2 abrió la primera línea de torretas, Fnatic se perdió y no pudo hacer nada. Ni siquiera Hylissang podía colocar visión, ya que era víctima de cazadas. Con una diferencia de 6000 de oro, la partida fue sentenciada en el minuto 23. Los samuráis hicieron un ace en inferioridad numérica -sin la presencia de Caps- pusieron las tablas en la serie.

Atenas vivió el mismo resultado que en semifinales | Propiedad: Riot Games

Con el 1-1 las cosas no empezaron excesivamente bien para Fnatic en la tercera partida. Una invasión fallida acabaría con la vida de Mads “Broxah” Brock-Pedersen y pondría la situación cuesta arriba, o al menos a primera vista. Sin embargo, no fue así. Lo que fue un asesinato inicial de Rekkles sobre Mikyx finalmente acabó en tres para el marcador de Fnatic. Con ventaja en la calle inferior, Broxah procedió a dar ventaja a Bwipo, que jugaba Jax. Con un dive sobre Wunder, el danés puso por delante al top, que generó un efecto de bola de nieve imparable. A G2 Esports le mantenía con vida Jankos y los tres dragones de océano obtenidos, pero la situación no duró mucho. Una cazada del jugador belga sobre Luka “Perkz” Perkovic en la media hora del encuentro daría a la formación naranja el Barón Nashor. Aunque no aprovechó al máximo su empuje dividido, al Maestro de las Armas le bastaría con un teletransportar a las espaldas de los samuráis para ganar la pelea final.

Con el 1-2 en el marcador, G2 Esports bromeaba en Twitter haciendo referencia la zona de confort de Perkz. A pesar de ello, el inicio no fue el más cómodo de todos. Bwipo se hizo con Karma la primera sangre, mientras la Tristana de Rekkles volvía a ganar la línea en el carril inferior. Sin embargo, para la suerte de G2, Caps apareció en la Grieta del Invocador. El medio fue omnipresente con Sylas: asesinó a su excompañero belga y contestó las invasiones de Fnatic a Jankos. Tras ello, Wunder sobreviviría gracias a un error de cálculo del tirador sueco y le permitiría seguir cómodo con Irelia. Con ventaja sobre sus rivales los samuráis tendieron trampas alrededor del Barón Nashor, y aunque Tim “Nemesis” Lipovšek ganara tiempo, la derrota era inevitable. Un dragón infernal potenció la maquinaria del 1-3-1, que definitivamente acabaría por volver a poner de nuevo el empate en el marcador.

En los dos partidos de playoffs entre Fnatic y G2 Esports ha sonado Silver Scrapes | Propiedad: Riot Games

Con el Silver Scrapes de fondo, G2 Esports se creció en la partida definitiva. Syndra apareció para Perkz, y los samuráis no hicieron nada más que acelerar. Abrieron la lata en la calle inferior, acto después Wunder asesinaba individualmente a Bwipo y Jankos colapsaba medio para generar una ventaja clara. Aun así, la entidad naranja contestaba constantemente gracias al posicionamiento de Rekkles y Jankos. Se trataba de otro baño de sangre, pero en esta ocasión era G2 el que tenía el control de los objetivos. Broxah mantenía con vida a su equipo gracias a sus iniciaciones junto a un robo del dragón infernal junto a su top. No obstante, llegada la media hora del duelo y con el Barón Nashor a favor de los pupilos de Fabian “GrabbZ” Lohmann, los de Youngbuck se vieron obligados a encerrarse en su base. Aunque intentó plantear una defensa digna de la película 300, Fnatic se ahogó en su propia base. La remontada se hizo realidad, y la LEC volvía a tener el mismo campeón.

Acceso directo a los Campeonatos Mundiales, lágrimas por la derrota, jugadores colocándose en el club de los más laureados de la historia de Europa… La final de la LEC celebrada en Atenas cautivó tanto como la ciudad. Igual que en la mitología griega, una batalla por el poder sucedió en ella. Fnatic ofreció la fuente del orgullo de plantar cara al ‘todopoderoso’ europeo, G2 Esports el olivo de su talento con el que quiere certificar que este es el año de Europa en los mundiales.

Periodista freelance especializado en deportes electrónicos y estudiante de periodismo en la UPF. Entrenador nivel monitor de fútbol sala.

Respuestas

Programa

Patrocinado por

Más en League of Legends