Síguenos
SK Telecom T1 levantando el trofeo de la LCK | Propiedad: InvenGlobal

League of Legends

La octava corona

La octava en once años. Para otro club sería grandioso y también lo es para este”. Estas fueron las palabras de Leo Messi, capitán del FC Barcelona, en referencia al título de LaLiga conseguido en la temporada 2018/2019 durante la ceremonia de apertura del trofeo Joan Gamper. Casi un mes después de dicho discurso, un club de deportes electrónicos se suma a la hazaña blaugrana a nivel nacional, pero en menos tiempo. Después de conseguir ganar la final de la League of Legends Champions Korea con un 3-1 en el marcador ante Griffin, SK Telecom T1 ha ganado por octava vez el campeonato liguero de Corea del Sur.

El tricampeón mundial tuvo que pasar por absolutamente todas las fases de los playoffs para poder colarse en la gran final. No obstante, el camino no fue ningún problema para la organización coreana, ya que llegó en un estado de forma espectacular. De un total de 9 mapas, SKT sólo cedió uno ante Afreeca Freecs en primera ronda. Tanto en cuartos de final como en semifinales, ni Sandbox Gaming ni Damwon Gaming pudieron hacer frente al ritmo de T1, que contó con Lee “Faker” Sang-hyeok a su máximo nivel. Por la otra parte, Griffin esperaba desde la comodidad, ya que su primera posición en la fase regular le aseguró su pase directo a la fase final. Además, gracias a los puntos acumulados su presencia en los Campeonatos Mundiales también estaba certificada.

A pesar de existir una diferencia evidente en el recorrido de ambos equipos, una vez empezó el duelo campeones todo se igualó. SK Telecom T1 apostó por una composición 1-3-1 con Akali, Elise y Renekton; mientras tanto, los de Kim “cvMax” Dae-ho decidieron contestar con Mordekaiser para Choi “Doran” Hyeon-joon . Faker abrió la lata en el marcador con una primera sangre sobre Jeong “Chovy” Ji-hoon , pero el que viviría un auténtico infierno sería el top de Griffin. La Pesadilla de Hierro no le sirvió mucho al debutante, ya que Kim “Clid” Tae-min acometió una agresión constante sobre él junto a Kim “Khan” Dong-ha. El objetivo era sencillo: anularle para acelerar el empuje dividido en las calles laterales. Junto al control de tres dragones elementales -dos infernales y uno de océano- los pupilos de Kim “kkOma” Jeong-gyun se llevaron la primera partida tras forzar una pelea grupal en la calle central pasada la media hora.

El segundo mapa fue más de lo mismo pero con diferentes caras. T1 volvió a escoger personajes que le aseguraran jugar alrededor del 1-3-1, a lo que Griffin utilizó a Gangplank como recurso contra ello. Sin embargo, la tónica fue la misma. Doran sufrió desventajas tras verse perseguido en todo momento por Clid y Khan. Aún así, una vez pasada la fase de líneas fue el Barón Nashor el que decidió la partida. Con una cazada sobre Park “Viper” Do-hyeon en el minuto 26, los tricampeones mundiales obtuvieron un valioso Nashor. El objetivo volvíó a aumentar de nuevo el empuje dividido de SKT. Ese mismo Barón fue el que sentenció a Griffin, ya que en un intento de obtenerlo, vieron cómo Lee “Effort” Sang-ho les robaba el objetivo con la habilidad definitiva de Braum. Sin Nashor y con Camille en su base, los subcampeones de la LCK no pudieron hacer nada para detener el 2-0 en el marcador.

La final dio un breve giro en la tercera partida. En lo que parecía una clara victoria de Lee “Zefa” Jae-min en la fase de selección y bloqueo de campeones se convirtió finalmente en un mal de cabeza. Lee “Tarzan” Seung-yong corrigió sus errores anteriores y fue totalmente agresivo con Elise, forzando así la primera sangre tras invadir a Clid. Aunque SK Telecom T1 igualó el marcador de asesinatos, Griffin dió a sus rivales de su propia medicina. Tarzan hizo la vida imposible a Khan, al cual emboscaba constantemente. Junto a las rotaciones de Chovy y el Mantenerse unidos de Son “Lehends” Si-woo con Shen, Aatrox creó un efecto de bola de nieve negativo. Con el control del dragón infernal, Griffin consiguió el Barón Nashor a cambio de dos muertes para SKT. Finalmente, T1 vio cómo todos sus miembros a excepción de Faker morían en una pelea forzada en la calle central. De la misma manera que perdían la primera partida se cerraba la tercera.

Con el 2-1 en el marcador, habían alicientes para soñar en un quinto mapa y en una posible remontada. Pero con tres mundiales a sus espaldas, los de kkOma decidieron acelerar el ritmo y cerrar la final en cuanto antes. Como en toda la final, Doran volvió a ser la primera sangre. Con la calle superior ya en clara ventaja, Clid redirigió la acción al carril inferior. Tras brindar dos asesinatos a la Xayah de Park “Teddy” Jin-seong, SKT hizo del Volibear de Lehends un personaje muy poco útil y asumió el control de los objetivos neutrales. El azar estuvo de la suerte de Faker, ya que tres dragones infernales le sentaron muy bien a su Azir, su segundo campeón más jugado de su carrera. Con mucha más ventaja que sus oponentes, T1 encerró a Griffin en su base y cerró el 3-1 final.

Es algo muy importante lo que hicimos. Quizás hoy no le damos el valor que se merece, pero de aquí a unos años nos daremos cuenta de lo difícil que es hacer eso” concluía Leo Messi con su discurso sobre la octava liga conseguida por el FC Barcelona en 11 años. Vista la situación, las palabras del capitán culé podrían ser dichas por el mismo rey demonio. Con esta, ya son ocho las coronas conseguidas por SK Telecom T1 en seis años, más que cualquier otra organización de Corea del Sur. Quizás los tres Campeonatos Mundiales a sus espaldas pesen más, pero ninguno de estos tres hubiera sido posible sin la dominación a nivel nacional. Después de todo, se trata de un club que siempre lucha por todo, y esta temporada no iba a ser diferente.

Periodista freelance especializado en deportes electrónicos y estudiante de periodismo en la UPF. Entrenador nivel monitor de fútbol sala.

Respuestas

Programa

Patrocinado por

Más en League of Legends