BusinessOpinión

Opinión: La dictadura del Prime o mirar hacia otro lado

La editorial de Yuste sobre los cambios en los precios de las suscripciones de Twitch Prime

Me gusta Twitch. Me gusta hacer stream. Es una de las frases más sonadas cuando preguntamos a gente del mundillo streamer que se dedican a esto. En realidad mucha gente quería decir «me gusta lo fácil que es monetizar Twitch».

El servicio de retransmisión en directo de Amazon es, hasta ahora, el más fácil de monetizar de todos gracias a un elemento: El Twitch Prime. El Twitch Prime, para el que no lo sepa, es una suscripción gratuita mensual a un canal de Twitch.

Una suscripción en Twitch, al contrario que en Youtube, es un pago que tú haces a un canal específico de un creador. Esta suscripción está a 5€. De esos 5€, un creador obtiene menos de la mitad. Lo otro es para Twitch. Esta suscripción te da distintas ventajas, como no ver anuncios o emoticonos o lo que quiera hacer el creador.

El caso es que Twitch Prime se obtiene con Amazon Premium. Por 40€ al año tienes Prime Video, envíos gratuitos y una suscripción en Twitch gratuita. Esa suscripción le da al creador la misma cantidad de dinero que una suscripción de pago. Si nos ponemos con las matemáticas, 5×12 son 60. Te ahorras un dinero. Todo esto redondeado.

Esto ha hecho que muchos streamers que antes tenían lo justo, ahora les llueva el dinero gracias a Twitch Prime. Muchos que antes no podían vivir de esto, desde la implantación de la medida sí. Pero está el gran problema: Nos ha hecho dependientes.

En un creador de contenido como es Ibai, de 25.000 suscriptores, 4.000 son pagados y 1.000 son regalados. 20.000 de ellos son Prime. Si nos ponemos a pensar en cuanto a Business, Amazon recibe 2,5€ por cada sub de pagado. En el caso de Ibai, serían 10.000€. Pero claro, está el Twitch Prime, por lo que Amazon estaría dando sin recibir 50.000€. Todos estos números tomadlo muy a la redonda.

Todos sabíamos que esto no era viable. Todos sabíamos que Twitch quería que la gente pagara para suscribirse y reducir la necesidad del Prime. Con cada streamer que lleve aquí una temporada te dice que esto del sueño de Twitch se acabará cuando se acabe el Twitch Prime. Y el momento no ha llegado, pero se ha ajustado.

¿Qué pasa con Twitch Prime?

El cambio es el siguiente. El coste de la suscripción bajará en muchos países para ajustarse a la moneda local. Por ejemplo, en México pasará a costar 48 pesos. Es decir, 2€. En el resto de países NO SE SABE.

Lo pongo en mayúscula porque he visto a mucha gente bastante asustada pensando que sus ingresos van a bajar a la mitad, y esto por ahora no se sabe. Para que hagamos un cálculo, el SMI de México es de 176€. El de España es de 1108,3€. Me resultaría muy raro que bajara también a los 2€.

A la vez que baja lo que recibes de suscripción, baja lo que recibes por cada una. Es decir, de cada sub de México recibes 1€. Pero también recibes 1€ de cada suscripción de Prime proveniente de México. ¡He aquí la trampa!

Twitch pretende con estos cambios que más gente se suscriba pagando, lo que es positivo ajustarse al bolsillo de los demás, pero muy difícilmente se va a ganar a través de nuevos subs de pago lo mismo que antes. Porque esto es importante: La cantidad de Twitch Prime será la misma, pero lo que crecerá será de pago.

Pongamos un ejemplo. Un creador tiene 4000 subs. 3000 prime y 1000 de pago. Si baja el precio del sub un 20%, recibe un 20% menos de ingresos. Necesitaría tener 800 subs más de pago para ganar lo mismo que antes. Si bajan un 50%, necesitarías 5000 subs de pago más para igual los ingresos de antes.

¿Qué deberíamos hacer los creadores?

Por un lado, alegrarnos por nuestros espectadores. Ellos son los que nos han ayudado a estar aquí, a vivir un sueño que todos sabíamos que era irreal: Existen canales con medias de 50 espectadores que tienen 100 subs, el 80% de ellos Twitch Prime. En términos de márketing es mucho dinero para muy poco impacto.

Por otro, hay que entonar un poco el mea culpa. Nos hemos acostumbrado a pedir el Twitch Prime y no hemos trabajado apenas otros métodos de pago, o acostumbrar a la gente a que también se pueden dejar los dineros en nosotros. No hemos trabajado la cultura del mecenazgo quizás tanto como deberíamos, porque era mucho más fácil pelearse por el dinero.

Ahora tenemos que hablar con nuestra audiencia y decirles: Amigos, amigas, es momento de que seáis conscientes de lo importante que es vuestro apoyo, de que con muy poco hacéis mucho. El que antes empiece a dar este mensaje, antes convencerá a los suyos.

Las mecánicas del capitalismo nos han atrapado y sabíamos de sobra que estábamos cayendo en una de ellas. Amazon ha puesto mucho dinero gratis para hacernos picar, ¿ahora nos hacemos los sorprendidos?

Este hecho debería despertar la conciencia de todos los que nos dedicamos a esto y buscar otras vías de ingreso, que hay muchas ahí fuera más rentables que el propio Twitch. El primero que aprenda a manejar bien sus comunidades y las convenza de pagar en Patreon o en otros sistemas propios ganará más dinero. Es decir, le tendremos que dedicar más tiempo a nuestro stream FUERA de nuestro stream. No sólo con esto, también buscando patrocinadores u otras acciones.

En general, he de decir que me jode. Pero odio quitarme la culpa cuando considero que la tengo. Creo que hacerse responsable de las decisiones que has tomado es una parte importante de madurar. Ahora toca otra otra decisión: Trabajar más para seguir creciendo y que no se note.

Yuste

Director de Esportmaniacos

Antonio Yuste es la voz e imagen de Esportmaniacos. Director y fundador del proyecto, con una vida dedicada a informar sobre esports y videojuegos de una forma entretenida

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
ESTAMOS EN DIRECTO
ESTAMOS OFFLINE