Comunidad

Tras la polémica G2 Esports suspende a Ocelote

La sanción abarcaría ocho semanas sin goce de sueldo

La polémica llego nuevamente a los esports y en esta ocasión tuvo como protagonista a Ocelote, el reconocido CEO de G2 Esports. Este sábado, Carlos «Ocelote» Rodríguez publicó un video donde se lo ve festejando junto a Andrew Tate, entre otras personas. Esto desató un sinfín de cuestionamientos por redes sociales. Finalmente cuando las aguas calmaron, G2 Esports emitió un comunicado en el que condena los hechos.

En primer lugar la organización esport pide disculpas a sus seguidores por lo ocurrido el sábado por la noche. «Anoche les fallamos. Las acciones de nuestro CEO hablaban un lenguaje en marcado contraste con los valores y la cultura por los que G2 vive y se esfuerza«, escriben las primeras líneas del comunicado y continúa. «Desde nuestra creación, hemos trabajado duro para crear un ambiente seguro e inclusivo para disfrutar los Esports. Estos son pequeños pasos en la dirección correcta que necesitamos tomar como empresa. Continuaremos dando lo mejor de nosotros cada día para mejorar nosotros mismos y la industria a largo tiempo«.

Hacia el final del comunicado G2 hace pública la sanción que caerá sobre Ocelote por lo ocurrido. «Después de una discusión interna, Carlos y nuestro Consejo de Supervisión acordaron mutuamente que se tomará 8 semanas de licencia como CEO y suspenderá sus ganancias durante ese tiempo«, una sanción ejemplificadora sin precedentes en la industria.

G2 y una sanción sin precedentes.

Tal y como lo menciona Lembo en su Tweet, la sanción de ocho semanas a Ocelote es una decisión sin precedentes tanto en G2 como en la industria de los esports. Además es la primera vez que Ocelote como figura pública es separado de la organización. Sin dudas lo ocurrido daña mucho la imagen tanto del protagonista como el de G2, ¿Bastarán los dos meses sin trabajo y sin sueldo para poder mejorar la imagen que dejó?

Más en nuestro apartado de Comunidad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba