Comunidad

Logan Paul habla sobre su polémica en Japón y como esta le ayudó

Un punto clave para Logan Paul

Logan Paul, uno de los creadores de contenido más populares del mundo, una figura polémica que siempre está en el ojo del huracán, pero a día de hoy todo lo que ocurre a su alrededor son minucias en comparación de los escándalos que se vivieron en casi sus primeros pasos.  Corría el año 2017, durante un viaje a Japón acudió al conocido tristemente como bosque de los suicidios, Aokigahara, cerca de la base del Monte Fuji. Lo peor ocurrió, se encontraron una persona que había decidido terminar con su vida, y no solo su reacción, también el hecho de grabarlo y subirlo a su canal de YouTube. Esto hubiese acabado con la carrera de cualquiera, pero supo salir de ello, y en uno de sus últimos programas ha hablado sobre ello.

«Puedo decir que Japón fue la mayor bendición de mi vida. Necesitaba un reseteo, y lo hizo», comenta un emocionado Logan Paul que destacaba haberse convertido en una persona que quiere actualmente y no en un capullo como era por aquél entonces. De ser la persona más odiada del planeta, a serlo algo menos, y luchando día a día por cambiar esa sensación.

Logan Paul, polémica y éxito

Desde sus inicios en la desaparecida Vine (una especie de TikTok antes de que esta se hiciese popular), Logan Paul fue todo un éxito. Carismático y gracioso, destacaba con multitud de vídeos de humor, pero no se quedó ahí, supo dar el siguiente paso para destacar en otros frente. Fue a más en la creación de contenido, pero polémico desde un inicio, llegaría a un límite que no se debe cruzar en su viaje a Japón.

A raíz de ello, un cambio, y pese a que eventualmente ha sido protagonista de otras polémicas, ninguna se ha acercado a lo que ocurrió aquel día en el bosque de Aokigahara. Logan Paul se ha convertido en empresario, boxeador y un coleccionista que ha cambiado para siempre las reglas del mercado de cartas coleccionables, especialmente con Pokémon. ¿Qué será lo siguiente? Un concurso de tortazos con Arnold Schwarzenegger.