CS:GO

FaZe Clan roba a Natus Vincere en la Catedral

La organización norteamericana se ha proclamado campeona de la IEM de Colonia tras superar por 3-2 a NAVI en la serie con mayor nivel de toda la historia de CS:GO

Normalmente en el mundo del deporte la palabra «robar» va de la mano de la polémica. Se usa para señalar aquello que se considera una calamidad. Sin embargo, FaZe Clan le ha dado un nuevo significado en la final de la Intel Extreme Masters (IEM) de Colonia. Porque Natus Vincere era quien llegaba al enfrentamiento como vigente campeón y el equipo liderado por Finn Andersen «karrigan» le ha quitado el título. Desde la deportividad más pura y la igualdad máxima se han puesto los guantes blancos para hacerse con algo que todavía no habían conseguido. La organización norteamericana se ha proclamado campeona tras ganar por 3-2 a NAVI en la serie al mejor de cinco, que ha supuesto el enfrentamiento de mayor nivel de la historia de Counter-Strike: Global Offensive (CS:GO).

Los dos equipos debían verse en la final antes del cierre de la llegada del descanso veraniego. Ambos habían superado las semifinales con solvencia gracias a un 2-0 en el marcador. Natus Vincere se quitó de encima a Astralis, mientras FaZe Clan puso fin a la historia de ensueño de Movistar Riders. El club norteamericano no sólo finalizó la noche robándole a NAVI el trofeo, si no que ya empezó la jornada quitándole el calor del público a su rival. El LANXESS Arena sabía que la organización ucraniana era la vigente campeona por méritos propios, pero todavía tenía cuentas pendientes. Concretamente la de ver perder a BIG en la Catedral por 3-1 a manos de Oleksandr Kostyliev «s1mple» y compañía en 2018.

Por este mismo motivo, por mucho que Natus Vincere consiguiera mantener parte de su masa social, la Catedral había hablado: iba con FaZe Clan. El LANXESS Arena fue el sexto jugador de un FaZe que estuvo de principio a fin más cómodo que NAVI incluso en las situaciones de desventaja. El enfrentamiento arrancó desde inferno a elección de la entidad norteamericana. El equipo ucraniano se impuso en la primera parte por 9-6, pero Russel Van Dulken «Twistzz» hizo el trabajo necesario para que su club sumara lo necesario desde el lado terrorista. Por el estado actual del metajuego de CS:GO, en el cambio de bando ya remontarían desde el lado antiterrorista, más favorecido en la actualidad. Y así fue: con un parcial de 4-10 en la segunda parte, FaZe puso el 13-16 para el primer paso en la final.

El segundo mapa reflejó a la perfección el nivel de esta final de la IEM de Colonia. La inteligencia para rotar y usar la utilidad correctamente bailaba pegada a la fuerza mecánica más bruta a través de disparos certeros. En el Overpass elegido por Natus Vincere, Ilya Zalutskiy «Perfecto» y Helvijs Saukants «broky» -sin mencionar a s1mple, a quien ya damos por hecho que también por normalizar un nivel irreal- se encargaron de que hubiera una lluvia de balas con 20 y 25 frags respectivamente. Sin embargo, una muestra de la igualdad del partido estuvo en la segunda final. Twistzz apareció tras altibajos para sumar un 10-8 decisivo y la respuesta de NAVI fue un ace. Cuando la tensión era mayor, Perfecto se relajaba para que el empate llegara después de tranquilizar la ronda final. Igualó la condición numérica para quedarse mano a mano con broky e imponerse.

8-7 y 8-6 fueron los parciales del Overpass para que Natus Vincere pusiera el 1-1 con un 16-13. De esa igualdad máxima quedó poca en Ancient, el mapa más surrealista de la final. La soltura con la que NAVI sumó ocho rondas seguidas en el primer tiempo para ponerse 12-3 asustó, pero todavía sorprendió más su incapacidad para cerrar la ventaja y sumar el 2-1 sin complicaciones. Con el 15-4 en el marcador, FaZe Clan le endosó 11 victorias seguidas de rondas para forzar el empate en uno de los cambios de lado más increíbles de los últimos tiempos. Parecía que ambos equipos sólo sabían defender, pero en la prórroga el club ucraniano ya se mostró mucho más acertado. Valeriy Vakhovskiy «b1t«, que no conoce el concepto de la vergüenza -quizás por su juventud-, puso a su equipo a un mapa de ganar la final con un clutch.

Mirage fue una apuesta arriesgada por parte de FaZe Clan pero finalmente obtuvo recompensa porque consiguió forzar el mapa definitivo. Aquí no hubo problemas para cerrar: FaZe se hizo fuerte en la primera mitad desde el lado antiterrorista con un 5-10 y posteriormente un 4-9 fue suficiente para llegar la partida final. El 9-16 significó que fuera el mapa más desequilibrado de la final. Aquí la organización norteamericana vivió la mejor actuación de Robin Kool «ropz«, que sorprendentemente no mostró su nivel de robot. En cambio, quien volvió a los menesteres de brillar más por la precisión fue Denis Sharapov «electroNic» con 24 bajas. El ahora in-game leader (IGL) asumió mayor protagonismo después de que sus contrincantes anularan a s1mple como terrorista y minimizaran sus daños desde el lado antiterrorista.

Nuke fue el mapa final y mostró la igualdad máxima de la final de la IEM de Colonia. Los gestos carismáticos de karrigan, preciso dirigiendo los ataques pero no tanto con sus balas, contrastaban con las caras de Natus Vincere. Los jugadores del club ucraniano se limitaban más a asentir. También era difícil intentar ser travieso cuando el LANXESS no estaba de tu lado. El cierre de la serie con mayor nivel de la historia de CS:GO se desarrolló con un 8-7 en la primera mitad y un 6-9 en la segunda. Lo narraba a la perfección la cuenta oficial de Twitter de Counter-Strike: no hay nada más cerca que un 13-13 en un quinto mapa. Por mucho que los jugadores y el público llevaran siete horas en la Catedral, de no ser por la luz en el exterior podía parecer que seguían siendo las 16:00. Todavía quedaba mucha energía.

Prueba de la energía que tenía todo el ecosistema fue ver el encuentro. Havard Nygaard «rain» no sólo brilló como entry, también se puso el traje de strongholder para dar ventajas a FaZe Clan defendiendo A. El resto se dedicó a hacer clutches. S1mple, broky, Twistzz, Perfecto… Incluso Viktor Orudzhev «sdy», cada vez mejor con Natus Vincere y compensando siempre sus flaquezas, era determinante en el momento de la verdad. Pero cuando b1t se quedó solo ante tres jugadores de FaZe Clan, todas aquellas horas del CS:GO de clase mundial llegaron a su fin. La organización norteamericana había ganado y levantaría por primera vez en la historia el trofeo de campeón en la Catedral.

La final de la IEM de Colonia tenía una carga histórica enorme. Afirmar que FaZe Clan sólo le ha robado a Natus Vincere el trofeo de campeón es ser generoso. La organización norteamericana también le ha arrebatado definitivamente la etiqueta de mejor club del mundo, pues Dallas y Lisboa sembraron debate. FaZe vengó a un LANXESS que en 2018 vio cómo superaban a su BIG e impidió a NAVI colarse en el club de los equipos ganadores de 2022 con stand-ins. Sin embargo, lo importante es que los dos clubes le han rendido el mejor tributo posible a CS:GO. Desde el fin de la época ‘dura’ de la pandemia ambos clubes son los grandes dominadores internacional. Ahora FaZe tiene pendiente un robo más: quitarle a Natus el récord de más torneos LAN ganados desde Colonia de 2021, pero eso ya llegará después de un merecido descanso veraniego.