League of Legends

Llega una explicación detallada sobre el sistema de ping del MSI 2022

Así llega la decisión a que RNG tuviera que repetir tres partidos

Tras unos días de incertidumbre, Riot Games ha explicado cómo funciona totalmente el sistema de ping artificial que se ha implementado en el Mid-Season Invitational (MSI 2022). Por problemas sanitarios, el representante de la League of Legends Pro League (LPL), Royal Never Give Up, ha de disputar sus encuentros de manera remota. Por este motivo, Riot decidió implementar un sistema de ping para que todos jugasen los partidos en las mismas condiciones.

Si bien parecía que todo estaba bien preparado, este sistema no funcionó de la manera prevista. Estos errores se produjeron en los tres primeros días del torneo. Así, la desarrolladora ha mandado explicaciones a todos los jugadores a través de una publicación en el propio blog del juego.

La explicación de Riot al sistema de ping artificial del MSI 2022

Durante este torneo hemos visto cómo el ping artificial debería ser 35 ms. Sin embargo, varios jugadores que disputaron sus encuentros de manera presencial se quejaron de que parecía un ping mayor e incluso había pérdida de paquetes. Estos problemas no surgieron sobre los miembros de RNG, algo que destapó la polémica en la comunidad.

«Mientras que los jugadores en China contaban con un ping de 35 ms, en Busan era más alto. Desafortunadamente el problema no se descubrió hasta que empezó el evento. La razón de que no lo encontrásemos fue que se trataba de un error de código que calculó mal la latencia, por lo que los valores en nuestros registros también eran incorrectos. Como resultado, nuestra monitorización continuó y las pruebas previas mostraron que todo funcionaba correctamente, aunque la realidad fuera distinta«, revela el comunicado de Riot.

Después del primer día y las quejas de los jugadores, Riot realizó diferentes pruebas para ver así los valores reales de latencia y descubrir la razón por la que los jugadores experimentaban ese ping mayor de 35 ms. Lo que Riot descubrió es que los jugadores que disputan sus encuentros desde China sí tenían 35 ms estables, mientras que los que estaban en Busán veían una latencia mayor, concretamente de 50 / 55 ms.

Este fue el motivo por el que RNG tuvo que volver a disputar sus tres primeros encuentros. Por supuesto, desde RNG publicaron un comunicado expresando sus preocupaciones sobre cómo se había desarrollado el MSI 2022, destacando el trato injusto que recibió en la competición. Ahora tendremos que esperar para ver cómo se desarrolla la siguiente fase, aunque Riot destaca que seguirá realizando pruebas para garantizar un funcionamiento óptimo.

Más en nuestra sección de League of Legends.