League of Legends

Kobbe sobre su split en TSM: «No fue lo que esperaba. El equipo no encajó para nada y no disfruté mi tiempo allí.»

Fuente: Inven Global

Escrito por: Lara Lunardi y Nick Geracie

Kasper “Kobbe” Kobberup ha vuelto a la LEC. Tras pasar el Split de Primavera en la LCS como tirador titular en TSM, Kobbe fue reemplazado por Yiliang “Doublelift” Peng y dejó Norteamérica para ser titular en Misfits Gaming en el Split de Verano de la LEC.

Kobbe habló con Lara Lunardi, de Inven Global, tras la Semana 1 del Split de Verano de la LEC para hablar sobre su tiempo en TSM, su fichaje por Misfits y sus sentimientos al haber vuelto a Europa en un equipo europeo.

-Kobbe, bienvenido a casa. Antes de hablar sobre tu vuelta, me gustaría conocer tu viaje en NA. ¿Cómo te llegó la oportunidad de jugar con TSM?

Kobbe: Acaba de salir del viaje en los Mundiales junto a Splyce y, tras jugar con el equipo cuatro años, me empecé a dar cuenta de que habíamos estado reconstruyendo el equipo constantemente con nuevos jugadores; lo cual nos dificultaba llegar al top de la clasificación cada año. Parecía que llevábamos ya un tiempo haciendo lo mismo, así que quise probar algo nuevo.

Me podría haber quedado en el equipo y haber reconstruido con los novatos, intentando retar a los mejores, pero no pensaba en serio que pudiéramos ganar ni a G2 ni a Fnatic. No quería irme necesariamente a NA, pero, aquí en EU, los equipos tops no me ofrecieron nada sustancial. Por el contrario, de NA me llegaron un montón de buenas ofertas. Quería ganar un gran título y pensé que sería más fácil a los Mundiales en un equipo como TSM. Y, aunque sabía que era un riesgo, seguía siendo algo bueno para mí.

-A veces, se ve a TSM como un hito en la carrera de muchos jugadores. ¿Cuáles fueron tus expectativas al entrar en uno de los equipos más prestigiosos de NA?

Kobbe: La alineación parecía ser realmente buena, era difícil vernos fuera del top 3, sobre todo conmigo en el equipo. Al llegar, no fue lo que esperaba. El equipo no encajó para nada y no disfruté mi tiempo allí. Las tres primeras semanas sí que fueron divertidas y tengo buenos recuerdos, pero, con los desacuerdos en el equipo y con el COVID-19, fue difícil.

Básicamente, sacrifiqué mi vida para irme a NA. Mis amigos, mi vida, todo lo que tenía en EU. Lo único que hubiera hecho que el sacrificio valiera la pena habría sido ganar, así que, cuando llegas y no tienes éxito, sientes como que la vida no tiene sentido. Siento como que lo di todo por nada.

Me lo pasé realmente bien en Splyce. Sentía que era un gran jugador. Una vez entré a TSM, sentía como que nada funcionaba. Tuve que cambiar la forma en la que jugaba y quién era para encajar. No estuve de acuerdo ni con cómo querían jugar al juego ni con la perspectiva general del equipo, incluido cómo jugábamos las partidas.

Me alegra tener esa perspectiva ahora. Tras hablar con un montón de jugadores, entiendo que quizá fue demasiado pronto para mí el irme a NA. Obviamente, ya sabía lo del soloq y lo del nivel de disparidad, pero, incluso con ello en mente, no pensé que la experiencia fuera a ser tan mala.

Kobbe en TSM
Fuente: TSM

-Creo que no es ningún secreto que el entorno de TSM se ha vuelto algo inestable a lo largo del tiempo. ¿Cuándo te diste cuenta de que las cosas se habían desmoronado?

Kobbe: Hubo una especie de desconexión con cómo los jugadores querían jugar al juego y en la comunicación nada más llegar. Algunos jugadores pensaban que nuestra estrategia era la correcta y la otra mitad no estaba de acuerdo. Aun con el desacuerdo sobre cómo jugar, intenté cambiar por ellos, pero nunca conseguimos encontrarnos a mitad de camino porque algunos no estuvieron dispuestos a cambiar.

Las semanas 2-0 traían esperanza, pero, desde la Semana 1, ya había señales de que teníamos grandes problemas con los que lidiar.

-TSM jugaba entorno al carril superior, y el resto de equipos se centraban en el carril inferior. ¿Cómo crees que esta estrategia afectó a tu rendimiento?

Kobbe: (Risa) Sinceramente, no quiero decir nada sobre otros jugadores porque pienso que son realmente buenos, pero la forma en la que veíamos el juego y nos comunicábamos fue muy diferente a lo que estaba acostumbrado. Biofrost y yo no estábamos de acuerdo en cuánta información debería darse en una partida y en cómo sería el shotcalling. En la parte superior, Brokenblade y Bjergsen son muy vocales y casi que gritan al micrófono.

Si quería que algo pasara en el carril inferior, tenía que eclipsar y hablar a destiempo. Le gritaba al micrófono, algo con lo que no estoy de acuerdo. Es una forma malísima de jugar. Al final, no me importó jugar un papel secundario si el resto del equipo carrileaba. Pensé que aquello sería lo que más victorias nos daría.

Brokenblade tuvo grandes partidas y pudo carrilear, es mejor carrileando que dejándole solo. Pienso que teníamos una buena sinergia medio/jungla, pero, en algún momento, lo dejamos. Nos convertimos en un equipo monodimensional. Si jugábamos a través del medio/jungla, podíamos ir a cualquier línea lateral y podríamos haber sido un equipo a temer. Por alguna razón, dejamos de hacerlo y acabamos jugando sólo para el carril superior, lo cual nos hizo ser un equipo fácil contra el que prepararse.

-¿Cómo recibiste la noticia de que Doublelift te reemplazaría?

Kobbe: Acabábamos de ser eliminados de los play-offs y, a pesar de lo que un montón de fans de NA dijeran, creo que jugué bastante decente teniendo en cuenta la situación en la que estaba. A pesar de darlo todo, tras la derrota de TSM vs. FlyQuest, recibí un mensaje en Discord que decía: “Oye, queremos llamarte.” Y me contaron que querían traerse a Doublelift.

No me lo vi venir. Sentí que era injusto. El chaval tiene buenas relaciones con todos en el equipo y ya tuvo éxito en TSM. Además, es el mejor tirador de NA.

La noticia me entristeció. Había sacrificado mi vida por TSM y NA, les di lo mejor y creo que no fui la razón por la cual el equipo no funcionó. Sinceramente, hablarlo duele bastante.

El mes siguiente o así fue el peor de toda mi vida. La pandemia acababa de llegar, así que me quedé encerrado en mi apartamento, mi novia acababa de volverse a EU, acababa de perder mi trabajo y estaba solo las 24 horas al día. Había una diferencia de 10 horas entre mis amigos y yo, y no tener ese apoyo fue difícil. Las cosas se veían bastante negras, hasta que me contaron que tendría la posibilidad de unirme a un equipo europeo, aunque no es que me opusiera a seguir en NA.

-Iba implícito que TSM te ayudó a encontrar una nueva casa y el traslado fue sencillo. ¿Cómo enfocó ese traslado el equipo?

Kobbe: TSM fue muy servicial cuando pensaba que todo estaba perdido para mí, pero agradecí mucho el proceso de encontrar un nuevo equipo y el que me permitieran buscar lo que yo quisiera. Con quien más trabajé fue con Parth Naidu [actual entrenador de TSM] y me ayudó mucho.

-Ahora que tienen a Doublelift, un ADC que demanda mucho, ¿cómo crees que les irá? ¿Se adaptarán a ese nuevo estilo?

Kobbe: Con su visión del juego, quizá Doublelift encaje mejor. La pregunta es, ¿están dispuestos a jugar al juego de diferentes formas? Cuando sugería cualquier cambio, sentía como que no había voluntad y quizá también le pase a él. Potencialmente, si nos basamos en la alineación sobre le papel, pueden ser buenos, pero creo que nunca serán mejores que Cloud9. Creo que cualquiera que juegue en la jungla lo tendrá complicado. Esperemos y ya veremos.

-Ahora, has vuelto a casa. ¿Has tenido tiempo para reflexionar sobre todo lo que has pasado este año?

Kobbe: En el momento, intenté no pensar en ello por la soledad en la que me encontraba. Después de que me sentaran en el banquillo, tuve la impresión de que ninguno de mis compañeros quería saber nada de mí. Tal vez para mejor o quizá no tenían malas intenciones, pero me sentí solo con nadie con quien hablar. Con el tiempo, cambié mi horario de sueño para levantarme a las cuatro de la mañana para poder así hablar con mis amigos y mi familia porque, sin ellos, me sentía miserable.

-¿Te sentiste aliviado al volver?

Kobbe: Al volver a EU, me sentí bendecido nada más salir del avión. Salí de una situación de m*erda y ahora he tenido un montón de horas para absorber todo lo que pasó y lo he superado. Sinceramente, me siento bien.

Cuando estaba en NA, la alegría que tenía al jugar cada partida, y mi habilidad, se disiparon. Así que he estado spammeando partidas para recuperarlos.

-¿Qué tal el entorno en Misfits Gaming?

Kobbe: Nuestro entorno de equipo es realmente bueno, nos lo pasamos genial y hay muchos bromistas en el equipo. Aunque me gustaban mis compañeros en TSM, no pasábamos tanto tiempo juntos fuera del juego como aquí en Misfits. Me siento más conectado aquí, es fácil llevarse con ellos y nuestros intereses están alineados.

Estamos teniendo un comienzo lento y nuestras prácticas no han sido las mejores, pero esto es algo que se espera con todos los cambios. Creo que de aquí sólo podemos ir a mejor.

-¿Bromistas? ¿Hablar de Razork?

Kobbe: (Risa) Razork y Febiven son los mayores bromistas. Están muy locos y son muy divertidos, pero todos nos divertimos.

-¿Qué te gustaría decirles a los fans de EU que están emocionados con tu vuelta?

Kobbe: He recibido mucho apoyo de su parte. Cuando estaba en NA, creo que recibí un montón de críticas injustas, pero me alegra ver un montón de comentarios buenos de los fans de aquí. No soy muy controvertido, así que no suelo recibir odio online.

Cuando me echaron de TSM, no puedo ni contar el número de mensajes positivos que recibí de los fans y de gente cercana, recibí mucho apoyo. He recibido una cálida bienvenida y estoy realmente agradecido. Sin ello, hubiera sido aún más difícil superar estos tiempos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
ESTAMOS EN DIRECTO
ESTAMOS OFFLINE