League of Legends

Kobbe, el hijo pródigo de la máxima competición europea

Redimir. Según la propia definición de la Real Academia Española, significa «Librar a una persona de una obligación, de un dolor o de una situación penosa.» Esta es una palabra aplicable al fichaje de Kasper «Kobbe» Rydahl Kobberup por parte de Misfits Gaming, sacando al tirador de un equipo de TSM que pasó de ser un gran trampolín para Kobbe a convertirse en una celda de oro. Desde su última etapa en Splyce el danés se ha convertido en un jugador que ha estado en boca de todo el público debido a su altísimo rendimiento, precisamente lo que llevó a Team SoloMid a cerrar su fichaje a finales del año 2019.

Lo cierto es que Kasper lleva en activo desde el año 2014, cuando tenía tan solo 17 años y tiene una carrera bastante extensa y curiosa que vale la pena repasar a fondo. Esta es su historia.

Una vida rodeada de competitividad

Kobbe nació el 21 se septiembre de 1996 en Hørsholm, Dinamarca, la cuna del talento europeo de League of Legends y hogar de Kasper durante toda su vida. Desde la niñez el jugador estuvo rodeado de videojuegos como Warcraft 3, World of Warcraft o Diablo 2 gracias a las influencias de su hermano mayor (Gracias, Mr. Kobberup). Uno de sus primeros acercamientos a la competición fue con el Counter Strike: Global Offensive, donde consiguió llegar a Global Elite, el rango más alto del FPS de Valve.

Además de a los videojuegos, Kobbe también le dedicó una gran cantidad de tiempo al fútbol, deporte que practicó durante 10 años.

Hørsholm, el hogar de Kobbe en Dinamarca.
Hørsholm, el hogar de Kobbe en Dinamarca.

La maldición de los cuartos de final

La carrera competitiva de Kobbe comienza en mayo de 2014, de la mano de Denial eSports Europe, donde jugó durante un breve periodo de tiempo, aunque el suficiente como para disputar la primera Challenger Series de verano de ese mismo año. Denial no consiguió hacer un papel sobresaliente en el torneo, ya que cayeron eliminados en cuartos de final contra Reason Gaming.

No fue el único paso del tirador por la Challenger Series, ya que tras abandonar Denial se unió a 4everzenzyg, un equipo con un roster totalmente compuesto por jugadores daneses, algunos de ellos tan importantes como Chres «Sencux» Laursen  o Martin «Wunder» Hansen. Este roster compitió en la segunda Challenger Series de verano de 2014, torneo donde volvió a caer en semifinales, en este caso contra el equipo de SK Gaming Prime.

Ya en el año 2015 Kasper se unió a las filas de un recién creado Gamers 2 que participó en el torneo por invitación entre equipos turcos y europeos, donde el tirador volvió a caer eliminado en la fase de cuartos de final. Tras esto, el equipo de ocelote participó en el torneo de expansión de la LCS en el que desafortunadamente no pudieron pasar de la segunda ronda ni entrar en la LCS Europea de 2015 tras caer contra n!faculty.

El crecimiento hasta alcanzar la gloria

Tras abandonar Gamers 2 y después de un muy breve paso por Millenium, donde coincidió con Luka «Perkz» Perković, Kobbe se unió a la división europea de Dignitas, donde se reencontró con Wunder y Sencux. Con el ahora equipo de la LCS americana fue precisamente con el que consiguió ascender a la máxima competición europea, la LCS. El ascenso no fue un camino fácil.

En el primer torneo con su nuevo equipo lograron llegar a los playoffs de primavera de la Challenger Series, pero finalmente no los disputaron debido a que Sencux y Wunder no eran todavía mayores de edad y no podían jugar. Eso sumado a que Dignitas rechazó la oportunidad de jugar con los sustitutos hizo que no pudieran optar a ganar la competición.

Finalmente, ese mismo año y tras formar un roster completamente danés Dignitas logró ganar a mousesports en la final de la Challenger Series de verano del año 2015 y certificar su ascenso a la máxima competición del continente europeo. Esta fue la primera y la última vez que Kobbe tuvo que pelear por llegar a la máxima competición, ya que a partir de este punto su carrera no hizo más que ir a mejor.

Splyce, la casa de Kobbe en europa

 

Pese a haber nacido en Dinamarca y pasar allí la mayor parte de su vida, Kobbe encontró su hogar en la competición de League of Legends en Splyce, el club en el que ha permanecido durante más de la mitad de su carrera. El danés llegó al ya inexistente equipo de las serpientes en 2016, después de que Dignitas tuviera que elegir con que equipo de la LCS se quedaba y decidieran deshacerse de su equipo europeo. Pese a este brusco cambio, el roster solo recibió un cambio y la organización pasó a ser Follow eSports, lo que más tarde se conocería como Splyce.

Kobbe no tuvo la mejor temporada en su primer split de LCS europea, quedando 5-13 y en un humilde octavo puesto que obligó al equipo de Splyce a jugar el torneo de promoción, que posteriormente ganarían contra Giants Gaming, para mantenerse en la máxima competición de cara al split de verano.

Precisamente el split de verano de 2016 fue el trampolín de Kobbe, muy motivado por la llegada al equipo de Mihael «Mikyx» Mehle. Con este nuevo soporte el equipo logró hacer una temporada increíble, terminando segundos la temporada regular y ganándole a H2K en las semifinales de playoffs logrando así un puesto en la final de la LCS contra G2 Esports.

Pese a que el danés tuvo muy cerca su mayor deseo como profesional, el cual es ganar la LEC (antes LCS EU), no pudo ser y el equipo cayó por 3 a 1 en la final contra G2. Pese a la derrota en la final, lograron hacerse con el torneo regional y conseguir el pase a Worlds 2016.

2017 no fue tan satisfactorio para el equipo de las serpientes, que se quedaron sin su ticket para los Worlds. Se quedaron muy cerca de repetir su presencia en Worlds. Gracias conseguir alcanzar playoffs en ambos splits (dos quintos-sextos puesto) lograron alcanzar el torneo regional, su última esperanza para colarse en el mundial. No lo lograron, cayeron en primera ronda contra H2K.

Kasper «Kobbe» Kobberup: Mi mayor objetivo siempre ha sido ganar la LCS Europea

2018 fue un año de reestructuración para Splyce. Todo el roster menos Kobbe (el jugador franquicia de las serpientes) se marchó a otros clubes y para sustituirles entraron Andrei «Odoamne» Pascu, Andrei «Xerxe» Dragomir , Yasin «Nisqy» Dinçer y Raymond «Kasing» Tsang. Primavera fue un split realmente positivo: Splyce logró quedar en segunda posición empatado contra G2 Esports, contra el que poco después perdería el desempate. El destino quiso que, tras avanzar a la segunda ronda de playoffs, Kobbe y compañía volvieran a enfrentarse a G2.

El resultado, por desgracia, fue igual que el de la final de verano de 2016: 3-1 a favor de los de ocelote. Sin embargo, sí que lograron vencer a Vitality y hacerse con el tercer puesto del split.

Verano de ese mismo año fue bastante peor, ya que Kobbe y los suyos no lograron pasar de una sexta posición que supo a poco, además de perderse el campeonato mundial por segundo año consecutivo tras volver a perder contra su némesis: G2 Esports.

La llegada de la LEC y el prestigio mundial

Año 2019. Llegan las franquicias y comienzan los rumores sobre si Splyce estará entre ellas, finalmente se confirma la noticia de que si es uno de los equipos incluidos en estos acuerdos a largo plazo entre los clubes y Riot Games. Kobbe, como no podía ser de otra manera, continua una temporada más con las serpientes pese a que Odoamne, Kasing y Nisqy abandonan el equipo. Sus huecos serían rápidamente llenados por Tamás «Vizicsacsi» Kiss, Tore «Norskeren» Hoel Eilertsen (ahora Tore) y Marek «Humanoid» Brázda, formando el último roster de Splyce antes de su renombramiento y uno de los mejores que ha tenido el club en su corta pero intensa historia.

A estas alturas Kobbe ya es considerado como uno de los mejores en su rol, pero esta idea se reforzó todavía más después de que el danés y sus compañeros lograran un gran cuarto puesto en primavera y un todavía mejor tercer puesto en la temporada regular de verano.

Pese a los buenos resultados de la temporada regular, Splyce tuvo un horrible desempeño en los playoffs de verano, cuando cayeron ante Rogue 3-0 en primera ronda. A pesar de todo, Kobbe logró volver a Worlds tras dos años sin poder participar gracias a un 3-2 a Origen (El gran favorito de ese split para ser el tercer participante europeo en Worlds) y un posterior 3-0 al Schalke04.

Splyce no decepcionó a nadie en Worlds. Tras un paso bastante convincente por el play-in del torneo cayeron en un grupo junto al vigente campeón, FunPlus Phoenix, J Team y GAM Esports. Después de empezar 1-2 en la primera vuelta, Kobbe, Humanoid y compañía dieron un fuerte paso adelante en el día decisivo y firmaron un limpio 3-0 para avanzar a los cuartos de final contra un temible SKT.

La serie contra los campeones de corea estuvo bastante más ajustada de lo que muchos podrían haber imaginado, y se saldó finalmente con un 3-1 a favor de SKT, que se enfrentaría a G2 Esports en semifinales. Esta increíble serie marcó el final de muchas cosas: Vizicsacsi anunció su retirada como profesional y Splyce pasó a ser MAD Lions tras un movimiento estratégico de Overactive Media.

Nuestro protagonista, Kobbe, anunciaba su marcha del equipo durante esa misma offseason, dejando el que había sido su hogar en europa para marcharse a TSM.

La cárcel de TSM y la mano divina de Misfits

 

Llegamos al reciente split de primavera de 2020, el debut de Kobbe en la LCS y el que marcaría su último split en esa competición debido a unas diferencias internas que aún día de hoy no se entienden. Kobbe llegó a TSM como una superestrella y siendo considerado uno de los mejores tiradores de todo occidente, pero el split no fue como debería. TSM logró meterse en playoffs de forma bastante poco solvente, y cayendo en playoffs contra FlyQuest. Sin duda, no era el split soñado que el jugador danés imaginaba.

Las cosas no hicieron más que ir a peor tras los emergentes rumores de que Yiliang «Doublelift» Peng podría llegar a Team SoloMid, un fichaje que ya está considerado como el drama del año debido a muchos factores. Con la confirmación de la noticia y la salida de Kobbe por la puerta de atrás del club, su futuro pasó a ser oscuro e incierto. Por suerte para todos los fans tanto europeos como internacionales, Misfits le tendió la mano y permitió que el jugador vuelva a su casa, a la LEC, donde se ha formado y ha crecido como jugador.

Este split será la vuelta a casa del hijo pródigo, de ese que se marcha de casa buscando una independencia que finalmente no consigue. Bienvenido de vuelta a casa, Kobbe, mucha suerte.

Más noticias: ¿Quién es Nji? Conoced al nuevo jungla de Team Vitality

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
ESTAMOS EN DIRECTO
ESTAMOS OFFLINE