League of Legends

Rogue: Las prisas por Worlds pueden ser malas consejeras

Rogue sigue apostando por el bloque joven que ha traído a la organización a la zona media-alta de la tabla. Un grupo que cuenta con un split más de experiencia, del que se espera mucha, y con el que quizás se ha tenido demasiada prisa.

La repentina mejora que dio el equipo con las llegadas de Finn, Inspired, y Larssen les propulsó a la zona de playoffs de manera automática. De hecho, quién sabe qué habría sido de Rogue si no fuera por aquella jugada del mid laner sueco con Corki vs Schalke 04…

Sin embargo, parece que este repentino ascenso a la zona noble parece haber inquietado. Hay una sensación de prisa y ansia por llegar a Worlds que no les ayuda. Tanto organización como opinión en general creen que es un roster para ir a los Mundiales, y cierto es. Ahora bien, en los últimos tiempos no han terminado de dar ese paso al frente que les ha privado de alcanzar el top 4 en primavera.

Talento a raudales en todas las líneas

Rogue cuenta entre sus filas con varios de los jugadores más talentosos de la LEC. Y además, jóvenes. Finn, Larssen, e Inspired conforman esa trinidad de jugadores que llegaron con desparpajo, mecánicamente a la altura de los mejores, y habilidad para carrylear.

Además, con las llegadas de Vander y Hans Sama se dio estabilidad al proyecto. El support polaco aportó ese punto de veteranía y serenidad a un grupo alborotado falto de experiencia, y el tirador francés salió de la que había sido su casa, Misfits, para llevar al equipo al siguiente nivel.

Irregularidad y falta de paciencia

Es lo que ha marcado el split de Rogue. La irregularidad ha sido una constante, capaces de plantar cara a los mejores G2 y Fnatic durante fase regular, como dejarse victorias por el camino contra equipos a priori inferiores como Schalke 04.

Inspired necesita volver al nivel que le dio el premio a Rookie del split | Fuente: Ultraliga

Además, algunos de sus jugadores se han mostrado poco fiables cuando les sacas de su estilo. Por ejemplo Finn, acostumbrado a jugar picks agresivos en top con los que ganar el 1v1 y snowballear. Ha tenido partidas en las que se ha comido toda la presión rival y no ha sabido gestionarlo: morir una y otra vez sin tener en cuenta la situación de partida. Inspired y Larssen también han disputado un split por debajo de lo mostrado anteriormente.

Conclusiones

Rogue debe buscar la estabilidad. Es su gran talón de Aquiles, el de ser un equipo fiable tras cada fase de picks y bans. Explotar las mecánicas de tus jugadores es esencial, pero más aún fomentar la versatilidad dentro del grupo para ser más impredecible.

Hans Sama necesita dar un paso al frente | Fuente: Rogue

De conseguirlo, se convierte en un equipo aspirante al top 4. Quizás aún queden algo lejos las primeras posiciones, pero poder pelear de tú a tú con Origen o MAD Lions debe ser el objetivo principal.

Deja una respuesta