Otras noticias

Cómo Riot Games ha pasado de uno a cuatro títulos en menos de un año

Hace menos de un año que Riot Games constaba de un sólo título: League of Legends. Juego que cumple su décimo aniversario y que goza de una salud envidiable, siendo incluso un ejemplo en el sector de los esports.

A día de hoy, la desarrolladora cuenta con tres nuevos títulos: Teamfights Tactics, Legends of Runeterra, y VALORANT. Y sin contar todo lo anunciado en el vídeo que publicaron el año pasado, celebrando los 10 años de la compañía, con todos los proyectos en la pista de despegue. En este tiempo, Riot ha pasado a operar en cuatros sistemas de esports diferente, dando espacio a cada uno de manera independiente para desarrollarse a su ritmo.

En lugar de lanzar de manera inmediata un ecosistema de esports, con ligas de franquicias y competiciones, Riot Games ha dejado que cada uno de los títulos cree su propio curso. La inclusión de pequeñas competiciones, con pequeñas cantidades en premios, y herramientas para poder disfrutar del modo espectador han hecho crecer el hype entorno a los títulos paulatinamente. Todo gracias a Whalen Rozelle, director de global esports, quien ha bebido de todo lo creado por League of Legends.

Un enfoque global a largo plazo

«Para desarrollar un ecosistema competitiva que atraiga tanto a fans como a clubes para crecer en él y quedarse, nuestro approach debe conocer perfectamente cada juego en particular y crear una infraestructura adecuada para cada título», señala Rozelle.

Por ejemplo, League of Legends ha permitido la creación de ligas en diferentes regiones, cada una adaptada el modelo que mejor les ha funcionado. Cada región es única, y todos los que forman parte de ellas entienden mejor que nadie qué formatos funcionan mejor.

Para finales de este año, Riot contará con cuatro campeonatos globales en cuatro esports diferentes de cuatro géneros totalmente diferentes. Se espera que este número crezca en los siguientes años con los títulos anunciados que están por venir.

Deja una respuesta