Comunidad

Un popular streamer expulsado de Twitch por ver vídeos del DrDisrespect

Twitch no se corta

Hikaru «GMHikaru» Nakamura es un reconocido jugador profesional de ajedrez. Un papel que le ha reportado éxito y reconocimiento a lo largo de su carrera, pero que al igual que otros profesionales del tablero, no le ha impedido dar el salto a Twitch, una plataforma en la que se destaca y sabe defenderse perfectamente. Lo último relacionado con el norteamericano no son las mejores noticias posibles, y es que ha sido baneado por el hecho de ver vídeos en su canal del DrDisrespect, una figura polémica y que continúa expulsado de forma permanente en Twitch pese a haber solucionado el problema entre ambos unas semanas atrás.

Una expulsión que al igual que la de TheGrefg no es demasiado larga. Serán tres días, tras ese tiempo podrá volver a Twitch. El ajedrecista no esperaba esto, parecía que el problema entre el DrDisrespect y la plataforma de streaming estaba solucionado. Hasta ahora, nunca había sido baneado, pero que no se preocupe, pronto volverá, y cuenta con el apoyo de otros creadores, los cuales ven extraña su expulsión.

Hikaru pensaba que algo así ya no era posible en Twitch

Este mes de marzo el DrDisrespectTwitch confirmaron haber solucionado sus diferencias. Una larga batalla parecía llegar a su fin, la plataforma y el popular creador de contenido terminaban sin dar demasiadas explicaciones un drama que llevaban arrastrando desde hace años. ¿Dejaba esto la puerta de Twitch abierta para el DrDisrespect? Es, por supuesto, una posibilidad a futuro, pero la realidad actual es diferente.

El DrDisrespect continúa expulsado de forma permanente en Twitch, y este mero hecho provoca que cualquiera que vea algo suyo o participe con él durante un directo sea expulsado. Las normas son claras, y Twitch no se corta a la hora de hacerlas cumplir. Muchos creadores piensan que es excesivo el no poder ver o participar con alguien simplemente por el hecho de que este esté expulsado en Twitch, y tras la noticia de haber alcanzado una solución, a buen seguro que Hikaru Nakamura lo último que esperaba era esto.