CS:GO

Outsiders se proclama campeón desde el silencio

El conjunto del CIS se proclama campeón del Major de Rio de Janeiro después de superar por 2-0 a Heroic en la gran final

Rio de Janeiro prometió ruido y cumplió cuando el Jeunesse Arena contaba con un equipo brasileño disputando un partido. La imagen de ver gradas vacías en partidos que no estuvieran protagonizados por compatriotas también daba de qué hablar. Como la victoria de Heroic contra FURIA Esports y el posible primer Major para Casper Møller «cadiaN«, que ha tenido al público de su lado. Sin embargo, Outsiders tenía otros planes: ganar desde el silencio. Desde esa ausencia de palabrería de la que tanto abusaba el periodista Jesús Quintero en la radio. Así ha sido como el conjunto de la Comunidad de Estados Independientes (CIS) se ha proclamado campeón del Intel Extreme Masters (IEM) Rio Major con un 2-0 sobre la organización danesa.

Los decibelios en las semifinales entre FURIA Esports y Heroic superaron todos los decibelios recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Todo lo contrario que la aparición de Outsiders en las quinielas de campeón. La primera posición en la ESL Challenger era una pequeña pista, pero sólo un visionario podía prevenir el desenlace del Major con un nivel de juego tan grande. Poca gente podía ver que el conjunto del CIS podría leer de arriba abajo a su oponente en la gran final como si se tratara de un partido de fase de grupos o una serie online. El boca a boca sobre el equipo existía, pero a diferencia de cualquiera existente en un instituto, este no se extendía como la espuma. Hasta que llegaron los resultados, claro.

Para muchos seguidores elegir entre Outsiders y Heroic era como preguntarles si preferían a su padre o a su madre. Su máximo exponente representativo se encontraba en el dilema de quién se tenía que quedar el Major: ¿cadiaN o Dzhami Ali «Jame«? La organización danesa era mucho más vistosa dentro del servidor, más atrevida, más fotogénica tanto con sus amigos como con sus rivales, más carismática. En cambio, la rusa era todo lo contrario desde el exterior: introvertida, reservada, calculadora. De pocas palabras y muchos hechos, al fin y al cabo. Precisamente eso ha sido lo que Outsiders ha mostrado en la gran final.

La final empezó tarde por problemas técnicos, pero Outsiders se encargó de hacer que pasara rápido el tiempo. No en el Mirage inicial que el propio equipo eligió, ya que Heroic tuvo una gran primera parte. La primera mitad cerró con un 8-7 muy dinámico donde el club danés jugaba agresivo desde el lado antiterrorista, pero sin precipitarse. Al fin y al cabo, el equipo liderado por Jame se caracteriza por leer bien correctamente a sus rivales. El silencio con el que actuaba su conjunto combinaba a la perfección con su sangre fría. Daba igual que fuera una ida y vuelta al principio, su momento llegaría desde CT.

Con el cambio de lado, Outsiders se creció. Desde el lado terrorista Heroic estaba obligado a mostrarse, a ser todavía más descarado. Pero claro, hacer eso ante el conjunto del CIS era como darse cabezazos contra una pared: tenían todos los movimientos calculados. El equipo había preparado bien la prevención de riesgos ya que sabía qué hacer en todo momento. Los nervios de acero, unidos en uno con los automatismos en las rotaciones, hacían que la plantilla estuviera formada por robots. Todavía más cuando Petr Bolyshev «fame» daba ese paso adelante para ser el mejor jugador en la final.

La auténtica obra magna de Outsiders llegó en Overpass. Heroic tuvo valentía para elegir ese mapa sabiendo que a sus rivales no se le daba nada mal y la pagó cara. CadiaN se equivocaba pensando que la mayor presión vivida hasta la fecha eran las semifinales contra FURIA Esports. Desde el juego más puramente emocional, los daneses se defienden a la perfección. Es ahí donde combinan su forma de entender Counter-Strike con su genuino talento para sacar las rondas adelante. Pero desde la frialdad, la sensación que Outsiders desprendía en todo momento, lo único que Heroic conseguía era frustración.

Esa desesperación se veía reflejado tanto en las balas falladas como en los rostros de cada uno de los jugadores. Overpass fue mortal: tras un 4-3 inicial, Outsiders sumó ocho rondas consecutivas desde el lado antiterrorista. Los sudores fríos de cadiaN, Martin Lund «stavn» o René Madsen «TeSeS» lo decían todo. Sus caras expresaban tanto como el silencio del conjunto del CIS, ellos seguían a lo suyo. Evgenii Lebedev «FL1T» hizo del mapa su hogar y sólo podía jugar él con sus compañeros de equipo. Heroic anotó dos rondas de honor, pero el partido estaba roto. Con un 5-16 Outsiders puso el 2-0 y el final definitivo a un Major histórico.

Outsiders evita un «dejà vu»

La final se ha saldado con Jame como MVP del Major de Rio de Janeiro. Era la hora del in-game leader (IGL) y así lo demostró. Él, cadiaN y Kaike Cerato «KSCERATO» eran los candidatos legítimos al torneo. Todo el silencio con el que Outsiders había conseguido llegar hasta la final se ha convertido en interacciones en Twitter con el ruso y su parecido físico a Dios. Dentro del contexto del Major, sería difícil diferenciar quién de los dos es una divinidad y quién es un ‘simple’ jugador de Counter-Strike. Sin embargo, lo más importante para él fue evitar otro subcampeonato.

Teniendo delante a un rival danés, en el logo de Outsiders se podía ver reflejado el de AVANGAR. Hace tres años Jame y Aleksei Golubev «Qikert» se quedaron sin el deseado Major porque coincidieron con el mejor Astralis en la gran final. El 2-0 fue cruel, pero ahora han aplicado esa misma lección que aprendieron en 2019. Para el conjunto del CIS, que Heroic fuera la víctima se trataba de algo poético. Porque bajo la representación de Virtus.pro, fue ese equipo el que le eliminó del Major de Estocolmo. Fue ese club el que le dejó sin semifinales de la IEM de Katowice al superarles en el último partido de la fase de grupos. La metodología perfecta para el oponente deseado.

Puede interesarte
Cerrar