Síguenos

League of Legends

Cómo David venció a Goliat

Una vez más, David venció a Goliat. Concretamente lo hizo el pasado 17 de mayo. Enfundado con el disfraz de joven héroe, Team Liquid ganó por 3-1 en las semifinales del Mid-Season Invitational a Invictus Gaming, el gran favorito del torneo. A diferencia del duelo entre ambos personajes bíblicos y de otras series al mejor de cinco, esta batalla no requirió de épica. Nada de ajustadas peleas grupales en un quinto mapa ni tampoco ninguna remontada en el marcador. Los norteamericanos ganaron al gigante a base de ingenio y un meticuloso plan.

Anular a Ning

Ning fue el MVP de las últimas finales de los Campeonatos Mundiales | Propiedad: Riot Games

Si de algo puede presumir el campeón de la League of Legends Pro League es de tener a los dos jugadores más poderosos en las calles en solitario. Tanto Song “Rookie” Eui-jin como Kang “TheShy” Seung-lok son capaces de sacar prácticamente siempre ventajas en la fase de líneas, además de asegurar la presión en sus respectivas posiciones. Por ello, Gao “Ning” Zhen-Ning aparece com el principal benefactor de la excelencia innata de ambos coreanos. Acostumbrado a que los enfrentamientos de sus compañeros acaben de forma favorable, su equipo juega alrededor de lo que él quiera proponer. Liquid comprendió este factor y lo supo penalizar.

El papel de Jake Kevin “Xmithie” Puchero era cuanto menos difícil. Tenía que parar una máquina arrolladora como la de Invictus principalmente en los compases iniciales. Los representantes de la League of Legends Championship Series dependían mucho de él en los primeros minutos para poder escalar correctamente en un futuro.  No obstante, el filipino hizo una de sus mejores actuaciones gracias a que supo mantener localizado al jungla rival en todo momento. Básicamente identificaron la monotonía de sus recorridos de limpieza de campamentos.

Los finalistas del MSI reconocieron la tendencia del campeón del mundo hacia la calle superior. Con el objetivo de asegurar la visión para su top, el cangrejo de río de la zona superior era -y es- una de sus grandes prioridades. En tres mapas de los cuatro que duró la serie, el chino acabó en dicho campamento tras limpiar otros dos anteriormente. Es decir, su tercer paso siempre era acabar en el río. El miembro de IG identificó dicha zona como el lado fuerte de la Grieta del Invocador, dejando así de lado la calle inferior.

Pathings del primer mapa. El lado azul corresponde a Ning, mientras que el rojo a Xmithie

TL supo reconocer dicha uniformidad y provocó que los primeros cuartos de hora no fueran excesivamente desengrasantes. Xmithie simplemente tenía que jugar a una especie de ‘pilla pilla’ con Ning. Con aparecer en los lugares en los que sabía que el jungla quería emboscar era suficiente. Por diferencias de nivel individual algún escenario no acabó del todo bien, como por ejemplo el asesinato doble que sucedió en la segunda partida. Pero más allá de las diferencias mecánicas, este factor facilitó el desarrollo de la serie para los norteamericanos.

No obstante, Puchero no se conformó con minimizar los daños, fue inteligente pero sobre todo creativo. Aprovechó que conocía en todo momento la localización de su adversario para hacer ganks allí donde sabía que no le podían contestar. Que si uno a nivel dos con Jarvan IV en la calle central o un asedio a la calle inferior con Rek’Sai tan solo a nivel tres. Team Liquid le ofreció personajes agresivos e hizo un buen uso de ellos. Como consecuencia, “King-Ning” se perdió por el mapa y acabó como vasallo del filipino.

Escalado y comodidad

CoreJJ es el segundo campeón del mundo que comparte equipo con Doublelift  | Propiedad: Riot Games

Que Invictus Gaming se olvidara por completo de la zona inferior lo único que hizo fue favorecer al máximo a los ganadores de la LCS. Concretamente fue Yiliang “Doublelift” Peng el principal beneficiado de la preferencia de los chinos por la calle superior del mapa. Aunque en esta ocasión, no fue una agresiva fase de líneas -algo que ha caracterizado siempre al tirador- lo que ofreció el confort. Fue algo totalmente distinto: el escalado.

Liquid sabe que una de sus principales condiciones de victoria son sus peleas grupales. Bien por la habilidad individual del exjugador de Team SoloMid y por la capacidad de iniciación Jo “CoreJJ” Yong-in. Por eso no es de extrañar que el ADC sea el miembro que más oro recibe del conjunto: un 25% durante la pasada temporada de primavera y un 24,2% en el MSI. Sin embargo, este último dato mejoró gracias a las facilidades que le ofreció Invictus durante toda la semifinal.

“Peter” pudo escalar cómodamente gracias a sus enfrentamientos. Con Sivir y Vayne pudo abusar de rango de Kai’Sa. Por la otra parte, cuando estuvo bajo los mandos de la hija del vacío no tuvo problemas en el dos para dos. Principalmente fue gracias a que estuvo en todo momento acompañado de Galio, con el que tiene uno de los daños explosivos más poderosos de la calle inferior. Contra un dueto formado por Varus y Tahm Kench, es evidente que el la flecha del castigo y el siluro no pueden hacer nada. Si IG empujaba la línea eran capaces de absorber toda la presión. En el caso contrario, podían intentar un all-in, pero tampoco se encontraron con la necesidad.

Resultado de imagen de doublelift and corejj msi

Ambos ganaron un MVP: CoreJJ el de la temporada regular y Doublelift el de las finales de la LCS | Propiedad: Riot Games

Como consecuencia de estas líneas favorables, Yu “JackeyLove” Wen-Bo y Wang “Baolan” Liu-Yi se vieron anulados. Por lo que pertocaba al equipo norteamericano, habían conseguido su objetivo: acomodar a su tirador. Consiguieron destinar todos los recursos necesarios a su estrella -que llegó a tener un 27% del oro total del equipo– para que en los compases finales de partida pudiera llevarles hasta la victoria. Además, el apoyo coreano tenía en sus manos iniciadores primarios, algo que le valió para ser el MVP de la liga. Por lo tanto, la comodidad era máxima para TL.

La única excepción fue la tercera partida, en la que el dúo de la LPL consiguió Xayah y Rakan. Precisamente Invictus ganó un mapa cuando consiguió dar mucho más recursos a su ADC en comparación a Liquid: un 25,6% en relación al 23,8% de Doublelift. Además, el apoyo chino contaba con su campeón insignia, algo que facilitó mucho más las cosas a pesar de las visitas de Xmithie con Rek’Sai.

Garantías para el danés

Jensen ganó su primer título cuatro años después de su debut | Propiedad: Riot Games

Otra clave para los norteamericanos fue anular a Rookie, o al menos en la mayor medida posible. La imagen viva del ganador de la LPL es presumiblemente uno de los jugadores -sino el mejor actualmente- más destacados del mundo. Agresivo, experto en liderar individualmente a su conjunto y capaz de tener un rol mucho más enfocado al apoyo de las calles laterales. Por ello, el rol de Nicolaj “Jensen” Jensen no era nada fácil. Tenía que aguantar al gigante coreano, pero su equipo le facilitó la tarea con -una vez más- inteligentes planteamientos.

El primer paso de todos fue dar prioridad a anterior miembro de Cloud 9 en la fase de selección y bloqueo de campeones. Querían asegurarse principalmente que el danés estuviera cómodo contra la estrella coreana. Por ello, a excepción de la primera partida gracias a la flexibilidad de Sylas, TL siempre escogió sus personajes una vez ya conocían contra qué se enfrentaría en la calle central. El lado rojo ganó especial importancia debido a que los norteamericanos podían tener la elección final. Algo clave en el segundo y cuarto mapa, con Orianna y Lux.

Jensen tuvo en todo el momento la responsabilidad de limpiar las oleadas. A excepción de la primera ronda, en la que Doublelift asumió el rol, la función principal de dicha responsabilidad era facilitar la presión de la línea del medio. Con ello, las rotaciones a las calles laterales o invasiones a Ning requerirían de menor dificultad, además de perjudicar la capacidad de maniobra al exjugador de KT Rolster. Pero para que esto fuera efectivo, el control de la visión fue esencial.

El cuarto mapa, con Lux y Skarner, fue el mayor exponente del estilo céntrico de Team Liquid

Los representantes de la LCS utilizaron mucho más los guardianes de visión que Invictus Gaming durante toda la serie. Más allá de lo que pudiera hacer CoreJJ, Xmithie fue una vez más imprescindible durante la semifinal. Con 0,99 guardianes por minuto, el filipino superó con creces al jungla chino con el control de la visión. Pero lo más importante fue dónde la colocó: alrededor de la calle central. Así aseguró que Nicolaj pudiera jugar de forma agresiva sin miedo a las visitas de “King-Ning” y pudiera rotar cómodamente. Además, también existía un uso defensivo. Con este control, Liquid podía anular las rotaciones de Baolan, que se vio en la necesidad de rotar para ayudar al MVP de las finales de los Campeonatos Mundiales.

Lo de Team Liquid no fue épica. Con el jungla rival rastreado, un estilo céntrico y escalado en la calle inferior Norteamérica se hizo grande contra el gran favorito para ganar al MSI. Lo de David fue una lección de preparación y estrategia. A diferencia de los textos religiosos, Goliat no pudo hacer frente. Aunque perdieran la final del torneo contra G2 Esports, superaron una prueba que parecía prácticamente imposible. Será lo que supone proceder de la “tierra de las oportunidades”.

Foto de cabecera propiedad de Riot Games

Freelance esports content creator y estudiante de periodismo en la UPF. Especialista en League of Legends y la LCK. Entrenador nivel monitor de fútbol sala.

Respuestas

Programa

Patrocinado por

Más en League of Legends