League of Legends

La otra cara del genio

Tian suma su cuarto subcampeonato consecutivo en la LPL y demuestra que incluso en la derrota existe el arte

Gao Tian-Lang «Tian«, jungla de Top Esports, podría haber vivido uno de los momentos más alegres de su carrera en la última final de la League of Legends Pro League (LPL). Podría haber levantado su segundo título como campeón junto a Zhuo Ding «knight«, medio con el que dio sus primeros pasos como jugador profesional en Young Miracles. Sin embargo, JD Gaming no quiso que fuera así. Se impuso por 3-2 y se adelantó en su particularidad rival con TES. Imágenes como el error de Yu Wen-Bo «JackeyLove» pasarán a la historia, como también el hecho de ser la cuarta final consecutiva que Tian pierde en un lapso de dos años.

La lista de futbolistas que han perdido más de 10 finales es corta pero llamativa: Paolo Maldini, Gianluigi Buffon, Leo Messi y Javier Mascherano. En League of Legends es imposible encontrar a alguien con unos registros similares por una mezcla de los resultados deportivos con la longevidad del videojuego. Eso hace que el caso de Tian sea todavía más particular: es un jugador que en las finales de la LPL conoce mucho mejor la derrota que la victoria. Cuatro derrotas en la serie definitiva seguidas a lo largo de los años. Sólo una victoria en el Summer Split de 2019. En el deporte rey es muy difícil rastrear un paralelismo de este calibre en la élite, mientras en el electrónico es un hecho inaudito. Incluso en Europa, en plena era de G2 Esports, Fnatic no había llegado a tanto.

Ahora Tian corre el riesgo de que esas cuatro finales perdidas consecutivamente pesen más que el jugador que llegó a ser durante los Worlds de 2019. Que el tipo que doblegó al mejor G2 Esports y a Marcin Jankowski «Jankos» en su gran pico de nivel quede atrás. Un olvido general de su dominio mecánico que, combinado con el actual medio de LNG Esports Kim Tae-sang «Doinb«, trasladaba la hegemonía del carril central y el rebote de las oleadas en ventajas para las calles laterales. La etiqueta de ‘perdedor’ está servida. No obstante, parafraseando al periodista Iñaki Lorda: de acuerdo, a mí dame las finales perdidas pero también su liderazgo, presencia sobre la Grieta del Invocador, sus lecturas de los early games o las condiciones mecánicas del Lee Sin que tan bien manejaba.

Se notaba que ni el equipo ni el jugador estaban cómodos. De hecho, el nivel mecánico del jungla hacía sufrir. Pero allí se plantó, en la primera final de las cuatro perdidas contra Royal Never Give Up con Hecarim como única baza real

En Tian la etiqueta de ‘perdedor’ no debería haber existido y no por dejar de convivir con la derrota en las competiciones. Más bien porque el cliché de «sólo pierde finales quien las juega»es tan real como que él no entraba en los planes de FunPlus Phoenix. Dejó de competir en la temporada de primavera por problemas de salud con sus muñecas y el estrés. La sanción al actual jungla de Team Vitality Zhou Yang-Bo «Bo» obligó a FunPlus a volver a contar con él. Se notaba que ni el equipo ni el jugador estaban cómodos. De hecho, el nivel mecánico del jungla hacía sufrir. Pero allí se plantó, en la primera final de las cuatro perdidas contra Royal Never Give Up con Hecarim como única baza real. Como era de esperar, fue el punto débil de aquel FPX.

Durante las dos siguientes temporadas mejoró, pero nunca fue la punta de espada de sus dos respectivos equipos. Cabe destacar que es difícil con dos bestias de la calle central de Doinb y knight. Pero también tuvo una caída importante en Islandia durante los Worlds junto a FunPlus Phoenix. Siempre es mucho más cómodo quedarse anclado en un recuerdo, pero Tian representa cómo los tiempos pueden cambiar. De MVP de la final del Mundial de 2019 a mejor jugador de la LPL en el último split no sin pasar bajo la imagen de ‘acabado’. El metajuego de la jungla -enfocado al máximo a apoyar a las calles- y tener un equipo brillante en fase de líneas ha apoyado su resurgir.

Ni siquiera en la final Seo Jin-hyeok «Kanavi«, jungla de JD Gaming, generó la sensación de ser extremadamente superior a Tian. En cambio, Top Esports se mostró perdido por la Grieta del Invocador durante los mid games. JD Gaming contó con Zeng Qi «Yagao» y Wang Jie «Hope» mucho más acertados, demostrando qué significa la palabra carry en League of Legends. Hay que ser un genio para perder cuatro finales consecutivas de esas formas. Seguramente maldecido, pero un genio. Al fin y al cabo, Doinb le eligió a dedo cuando sólo había competido durante medio año.