Valorant

Ex6TenZ, un infiltrado entre las líneas enemigas

La vida está llena de casualidades y de relaciones que en un principio parecen ser independientes, pero que con el paso del tiempo recogen contexto. Eso es algo que podemos comprobar de primera mano repasando la historia que une a Ex6TenZ con NiP. Pero no nos apresuremos, saboreémosla como un buen vino, que por cierto, también es una referencia acertada en este caso.

Kévin Droolans comenzó a poner el nombre de Ex6TenZ en el mapa allá por junio de 2006, en plena adolescencia y con un equipo denominado “Hardcore-Style”. El peinado que portó durante varios años ahora coge todo el sentido, claro.

Él compitió en Counter-Strike: Source, pero mientras tanto, en la misma época, NiP era uno de los grandes protagonistas de la escena internacional de 1.6. Dominador en Suecia y recurrente asistente al escalón más alto de los podios más prestigiosos y hasta aquí, por el momento la relación entre nuestras piezas.

Los años pasaron y el belga se erigió como uno de los IGL más prominentes del circuito francófono, además de embolsarse distintos entorchados internacionales. Su evolución era constante y su estilo, sesudo y analítico cada vez se convirtió en más determinante para los éxitos de los equipos en los que ingresaba.

Con un palmarés envidiable llegó 2012 y con él, la transición a Counter-Strike: Global Offensive. Al igual que Ex6TenZ, numerosas figuras, tanto de Source como de 1.6 realizaron el mismo movimiento, y entre ellos, un conglomerado sueco destacó entre el resto, NiP.

Los ninjas quisieron dominar desde el día 1 y para ello formaron un equipo con jugadores de ambos títulos predecesores que ya, desde la beta, estaba entrenando y preparándose para arrasar en la escena internacional, y así fue.

VeryGames fue el primero en hacer titubear el dominio ninja

Poco hay que contar, que no se haya dicho ya, sobre el 87-0 de los escandinavos, pero durante ese periodo y después, hubo una rivalidad que marcó buena parte de las narrativas que adornaban las competiciones más importantes del albor del circuito del Counter-Strike: Global Offensive, la que protagonizaban NiP y VeryGames. Suecos y franceses se enfrentaron hasta en 15 ocasiones durante 2013, varias de ellas, en finales.

I
VeryGames en EMS Fall 2013. | Foto vía ESL

Los diez primeros envites cayeron del lado nórdico, mientras que de las cinco últimas, cuatro fueron para los galos. Algunos de estos enfrentamientos aún perduran en el olimpo de los mejores partidos que se han podido ver en CSGO. Pero, ¿qué cambió? Ex6TenZ.

Un IGL y un preparador especializado en estudiar a los rivales y encontrar sus puntos débiles, cada vez tuvo más información sobre NiP y consiguió acabar rompiendo su hegemonía. La maraña táctica de los suecos dejó de tener secretos para él y su estilo se acabó imponiendo.

Ex6TenZ abrió la puerta al resto de aspirantes a derrotar a NiP

Poco después esta rivalidad quedó diluida entre una plétora de alternancias en la lucha por el trono mundial provocada por el crecimiento de varios equipos, que hasta ese día habían sido espectadores de lujo de las partidas de ajedrez que disputaban NiP y VeryGames regularmente.

En las temporadas siguientes, Ex6TenZ comenzó a ver reducido su impacto dentro del servidor. La creación de estructuras tácticas donde él se veía obligado a ocupar posiciones poco agradecidas en pro de hacer brillar a las estrellas que le rodeaban hacía que sus prestaciones individuales decayeran progresivamente.

Ex6TenZ en Moche XL con GamerLegion. | Foto vía Fraglider

Bajo esta situación, no sorprendió por el hecho, pero sí por lo tardía que fue la toma de la decisión, que en febrero de este 2020 anunciara su transición a entrenador. Una pieza fundamental en el desarrollo de múltiples jugadores francófonos cuyas características le convertían en un preparador sobresaliente. Pero la aventura fue efímera.

El lanzamiento de VALORANT despertó pronto, de nuevo, el fuego en su interior por competir y por hacerlo como jugador, algo que siempre quiso ser y que no fue hasta que se quedó sin opciones realistas de hacerlo a buen nivel que tiró la toalla.

Quizá fue la falta de oportunidades, quizá fue la tranquilidad de buscar la opción correcta o quizá fue simplemente que zambullirse en una piscina sin saber lo que hay dentro nunca fue su estilo, pero mientras otros coetáneos firmaron rápidamente contratos en esta nueva escena, Ex6TenZ esperó.

La importancia de saber esperar

En todas las competiciones prestigiosas estaba él, en equipos más o menos serios o simplemente en “mixes”, pero con gente de su confianza y aprendiendo que ser IGL en estos dos títulos difiere más de lo que puede parecer a simple vista, y todo ello, sin perder de vista el aspecto individual de su juego con su ya clásico Omen.

A la habitual recolección de información sobre dónde y cómo se posiciona cada rival, tendencias defensivas y ofensivas o gestión económica, en VALORANT es preciso monitorizar también la economía de habilidades. Qué definitivas están o no disponibles, cuántos humos o flashes tiene a su disposición el rival, etc. Y esto, es algo que para alguien que ha liderado con éxito a equipos de Counter-Strike en los últimos 15 años, requiere un proceso de aprendizaje.

Una espera, una falta de precipitación, acrecentada además porque la escena europea aún no tiene tantos clubes fuertes como puede pasar en otras regiones, y un paso en falso puede suponer salir de la bolsa de jugadores apetecibles en el mercado de fichajes.

Pero llegó First Strike, el primer gran torneo de VALORANT y con él, las primeras carencias en equipos que hasta ese momento parecían dominar el panorama internacional. Y entre estas faltas, la de liderazgo.

Mientras que las escenas de otros juegos se han construido inicialmente en torno a líderes natos hasta que otros jugadores han desarrollado estas capacidades, en el shooter de Riot Games primero llegó el talento y después el análisis.

Los IGL, como siempre, un bien al alza en cada mercado de fichajes

Con esto en mente y con una serie de resultados de gran valor ya en el tablero, algunos equipos importantes han comenzado sus reestructuraciones de cara a la próxima temporada y uno de ellos es NiP.

El caprichoso destino, la casualidad de estar en el sitio correcto en el momento justo o quizá, la falta de alternativas consolidadas, ha vuelto a unir los caminos de Ex6TenZ y NiP.

Será su primer gran proyecto en VALORANT, un equipo que ha incorporado a un entrenador hace apenas tres meses y que ha realizado dos fichajes en estos últimos días. Tendrá tiempo para conformar un sistema que acomode a todas las piezas a la perfección y que hará demostrar cuánto queda del Ex6TenZ de la década pasada y si la espera a la hora de embarcarse en una empresa de este tamaño ha merecido la pena.

Es evidente que desde el punto álgido de la rivalidad VeryGames – NiP ha llovido mucho y que la volatilidad del sector de los deportes electrónicos ayuda a las amnesias selectivas, pero en un contexto más tradicional, este movimiento nos dejaría con ganas de ver una cabeza de cochino detrás de la silla de Ex6TenZ en su primer evento en LAN donde jugara un equipo francés contra NiP o a algún influyente tuitero repetir a cada derrota de NiP un “Me fui a los ninjas para ganar títulos”.

En resumidas cuentas, esto no es el deporte convencional, ni la transición ha sido directa. De hecho no es ni el mismo juego, pero no deja de llamar poderosamente la atención que Ex6TenZ, justo él, vaya a vestir la elástica de NiP, en fin, las narrativas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
ESTAMOS EN DIRECTO
ESTAMOS OFFLINE