Call of duty

Los hackers ya dominan Ricochet, el anti-cheat de Call of Duty: Warzone

Ricochet no parece ser tan seguro

Esta semana Activision Blizzard desveló el nombre y más detalles del sistema anti-cheat sobre el que trabajan para Call of Duty: Warzone y Vanguard. Ricochet es la herramienta con la que esperan poner punto y final al problema de los hackers, una plaga que abunda especialmente en Warzone y ha provocado que muchos jugadores y creadores de contenido abandonen el juego.

Lo que quizá no podían esperar es que tan solo un día después del anuncio de Ricochet, el cual se espera que salga a finales de año, los hackers hayan demostrado su poder con una supuesta dominación del programa. Sí, parece que el todopoderoso Ricochet no ha aguantado ni un día…

Todo un drama para la compañía, y es que para el desarrollo de Ricochet han destinado un estudio de desarrollo especializado en esta tarea y el mantenimiento de la misma. Según la cuenta de Twitter, @AntiCheatPD, el kernel driver de Ricochet ha sido desvelado y los hackers ya le están dando la vuelta al sistema para poder implementar todas sus artimañas.

Call of Duty: Warzone y el drama con los tramposos

Ricochet no ha impresionado a los tramposos, en distintos foros han declarado que no es nada del otro mundo y ya han trabajado con cosas parecidas en el pasado. Activision Blizzard tiene tiempo para darle la vuelta al asunto, todavía queda un tiempo hasta que vea la luz, por lo que deberán trabajar considerablemente para que los hackers tarden mucho más en encontrar soluciones y, en el momento que las encuentren, que el equipo de desarrollo le dé la vuelta.

Aimbot, poder volar a cualquier parte, visión de rayos X… Todo este tipo de cosas son posibles con los hacks, una plaga que abunda en los videojuegos competitivos y que a mucha gente le divierte, pero a los jugadores legales les frustra y hace abandonar al no ver su esfuerzo recompensado.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
ESTAMOS EN DIRECTO
ESTAMOS OFFLINE