BusinessComunidad

Microsoft se une a la batalla legal entre Epic Games y Apple

El juicio entre ambas compañías se sucede, y ahora el nuevo damnificado es Microsoft

Los enfrentamientos judiciales son algo largo y desgastante para todas las partes, esto no es nuevo. De hecho, en la mayoría de estos procesos salen perdiendo partes que no estaban implicadas en un primer momento. Justo esto ha sido lo que ha ocurrido durante el juicio llevado a cabo entre Epic Games y Apple. Este «evento» comenzó el 3 de este mes y pinta será largo.

A lo largo de estos días se han ido sucediendo comparecencias tanto de representantes de Epic Games y de Apple. Además, otras empresas del sector han sido citadas en calidad de testigo. En esta ocasión, las preguntas se realizaron por uno de los abogados de Epic Games hacia Lori Wright, jefe de desarrollo de negocio de Xbox.

Todo estalló cuando, a la pregunta del abogado de cuánto margen ganaba Microsoft con la venta de consolas Xbox, uno de los trabajadores más importantes de la marca contestó con un claro y contundente «No lo hacemos«. Además, añadió que el hardware se vende siempre con pérdidas, que acaban recuperando a través de la venta de pagos mensuales de Xbox Live Gold y el Game Pass, los videojuegos o los numerosos DLC que traen cada uno de ellos.

Microsoft asegura que nunca han ganado dinero por la venta de consolas de forma directa

Como hemos podido saber a través de Twitter por cuentas como las de Daniel Ahmad, analista en Niko Partners, todas las empresas siguen esta forma de actuar a la hora de vender sus consolas. La única excepción parece ser Nintendo, que consiguió que su última creación, la Switch, fuese rentable de forma rápida.

Estas preguntas, aseguran desde Epic Games, se realizaron para demostrar que si las tiendas de Xbox y PS5 pueden tener un reparto de ingresos entre la editora y la tienda es porque se trata de su producto principal (videojuegos). Mientras, Apple cuenta con muchos más productos a su disposición de diferentes sectores. Recordamos que todo esto viene de la disputa creada a raíz del Fortnite, y el monopolio de la marca «de la manzana» en EEUU.

Además, todo esto llega tras salir a la luz hace tan solo unas horas algunos planes de Epic Games relacionados con Rocket League, y la posibilidad de un nuevo título para las consolas de nueva generación en el futuro. Veremos si salen nuevas noticias en los próximos días, pues parece ser que el juicio seguirá su curso por más tiempo del deseado por ambos.