League of Legends

Bengi: «No creo que vuelva a la escena competitiva.»

Fuente: Inven Global

Escrito por: Byungho «Haao» KimDaniel «Quest» Kwon

Para los coreanos, el servicio militar es obligatorio. Para los jugadores profesionales de deportes electrónicos, en especial, pausar dos años tu carrera es demasiado tiempo y, por ello, el alistamiento es algo en lo que todos piensan.

Para una cara muy conocida en el League of Legends, la mili acaba de terminar. Bae “Bengi” Seong-woong, el jungla legendario de SK Telecom T1 (ahora conocidos como T1), con tres Mundiales a sus espaldas, se enlistó en el ejército el 28 de enero de 2019. Tras un año y siete meses de servicio, salió el 4 de septiembre de 2020.

Desde la última vez que Inven habló con él, Bengi ha perdido algo de peso, en comparación a sus días de jugador/entrenador, y ahora parece haberse convertido en un gran hombre. Aunque todavía no tiene el futuro planeado, ha querido dar una entrevista para saludar a todos sus fans que han esperado el final de su servicio.

Desde historias divertidas en el ejército a un futuro incierto, aquí es lo que el legendario jungla tuvo que decir.

-Ha pasado ya un tiempo desde la última vez que tuviste la oportunidad de saludar a tus fans. ¿Puedes contarnos qué has estado haciendo?

Bengi: Salí de la mili dos semanas antes de lo pensado. Debido al COVID-19, no pude salir mucho, así que me quedé en casa y jugué a un montón de juegos. Ha pasado como un año y medio desde la última vez que jugué al LoL, así que mi nivel ha bajado un montón. El juego no sólo es más difícil, también había pasado un tiempo desde que toqué un PC, así que fue extraño. Pensé: “Esto no lo recordaba así…”

-Hay muchos fans preguntándose cómo era tu vida en la mili. ¿Dónde te mandaron? Recordando tu vida allá, ¿qué tipo de soldado era Bengi?

Bengi: Era un soldado de infantería en el escuadrón de morteros. Sin embargo, al final me pasé la mayor parte del tiempo cortando el césped. Creo que he cortado todos los tipos de hierba y no, no es porque fuera jungla (risa). Nuestra base era una base de reserva y, como hubiera sido un fastidio que la gente me reconociera, me mandaron a cortar el césped para evitar ese tipo de problemas.

Cortar el césped no es algo de lo que enorgullecerse, pero puedo decir que se me da bastante bien. Corté el césped de todo el campo de entrenamiento. Antes de salir, recuerdo decir: “En mis tiempos, el césped nunca estuvo tan alto.”

-En la mili, sobre todo en Corea, hay una relación especial entre los oficiales de rango menor y los superiores. Como alguien que ha pasado por ambos, ¿qué tipo de persona eras tú?

Bengi: Aunque no creo que llevara una vida militar modélica, tampoco creo que fuera mezquino como oficial superior. Trataba al resto de soldados lo suficientemente bien como para que no hablaran a mis espaldas. Dicen que si te va bien en la mili, mantienes el contacto con los oficiales de rango menos y los superiores, así que veré si contactan conmigo.

-Como exjugador profesional de LoL, seguro que tuviste que jugar un montón de veces con los oficiales. ¿Es verdad?

Bengi: Siempre que tenía permiso para salir de la base, acababa jugando al LoL para complacerles. Mis superiores solían decir: “He venido a jugar con un profesional, pero no es tan bueno como pensaba.” Me culpaban de las partidas que perdíamos. Sinceramente, sentía como que abusaban de mí porque la gente con la que jugaba no era muy buena.

Cuando jugaba con mis superiores, sólo jugaba campeones divertidos. Lo primero de todo, me obligaban a jugar con ellos, así que, más que darlo todo, sólo quería divertirme. En soloq, creo que bajé a Platino, no podía hacer dúo con mis superiores, así que jugué mucho flexq y normales.

-¿Viste la LCK? ¿Qué se te pasaba por la cabeza mientras la veías?

Bengi: Me vi un montón de partidas hasta los Mundiales del año pasado. Este año, sólo me he visto los partidos importantes. Los jugadores han cambiado un montón en comparación a cuando yo era profesional. He podido sentir el paso del tiempo. Han desaparecido muchos de los jugadores con o contra los que jugaba y ahora hay un montón de caras nuevas en la escena.

Siempre que veo a jugadores como Faker, Fly, GorillA y Smeb, les deseo todo lo mejor. Como jugador retirado, quiero les vaya bien a todos esos jugadores con los que jugué.

-SK Telecom ha cambiado mucho durante tu servicio militar. No sólo han cambiado de nombre, muchos jugadores se han ido y otros han entrado.

Bengi: Aunque T1 no esté pasando por un buen momento, me alegra que a todos les vaya bien. Faker y Clozer son los titulares y es algo conocido para mí porque yo también viví. Espero que a ambos les vaya bien.

-¿Mantienes el contacto con tus excompañeros? Se me viene Wolf, que ahora es streamer en Twitch, y Bang, que está en NA con Evil Geniuses.

Bengi: Bang me llamó para darme la enhorabuena tras salir de la mili. Como he hecho la mili antes que él, le dije que sufriría un poco cuando entrara. En uno de mis primeros días de vacaciones del ejército, recuerdo haber salido a comer con Wolf. Sinceramente, no suelo ponerme en contacto con la gente, así que no mantengo el contacto con muchos jugadores.

-Ahora que has salido, ¿qué planes tienes para el futuro? ¿Tienes pensado volver a la escena competitiva? ¿O quizá ser creador de contenido/streamer?

Bengi: Sí que he estado pensando mucho en ello, pero todavía no lo he decidido. Me lo pensaré más.

-Antes de esta entrevista, streameaste para saludar a tus fans. ¿Significa esto que podrías acabar siendo streamer?

Bengi: Streamear te consume mucho. Tras un corto streaming, me sentí apático porque tuve que hablar todo el rato. Tenía a gente ayudándome, así que, aunque no tuviéramos ningún silencio incómodo, creo que sería algo muy difícil de hacerlo yo solo, no será fácil. Respeto mucho a los streamers. Sobre todo a Wolf… No sé si yo podría hacer lo mismo.

-¿Has pensado en volver a la escena como entrenado o jugador?

Bengi: No lo he pensado. No me ilusiona volver como entrenador. La escena requiere mucho trabajo y esfuerzo, así que no creo que vuelva a la escena.

-Hmm… Siempre podrías volver a estudiar. ¿Qué piensas de la vida universitaria?

Bengi: Cuando era jugador profesional, decidí que si me retiraba antes de los 23, iría a la universidad. Tras cumplirlos, recuerdo no pensar en ello porque, en mi cabeza, 23 era la edad máxima para hacer la mili y poder ir a la uni.

-¿Y tener un negocio? Eres un jugador retirado, ¿no crees que un ciber atraería a un montón de clientes? Creo que les gustaría que la “Mano Derecha de Dios” les sirviera las bebidas.

Bengi: Afreeca Freecs sí que abre cibers con nombres de sus jugadores. Me han hablado mucho de ello porque estoy retirado. Sin embargo, ahora mismo no sé si será posible por todo el tema del COVID-19.

Acabo de salir, así que, si encuentro algo que quiera hacer, lo pensaré. La pandemia ha empeorado, así que, por ahora, me voy a quedar en casa. Pensándolo bien, la base del ejército parecía más segura. Parece que ahora estoy en zona de peligro.

-Siempre habrá fans que quieran saber de ti. ¿Cómo te comunicarás con ellos?

Bengi: No estoy seguro, pero, por ahora, usaré mis redes sociales para saludarles. Mis amigos me han hecho una cuenta y, si pasa algo importante o si hay oportunidad de ver a mis fans, usaré esa cuenta.

-Por amigos, te refieres a tus amigos del instituto, ¿verdad?

Bengi: En efecto. Son mis amigos del barrio y, aunque no pude hablar con ellos regularmente cuando era profesional, sí que pude tras retirarme.

-¿Te gustaría decirles algo a todos los fans que han estado esperando impacientes noticias sobre ti?

Bengi: Ha pasado un año y siete meses desde que entré en la mili y tres o cuatro años desde que me retiré. Aun así, me gustaría darles las gracias a todos los fans desde lo más profundo de mi corazón por no haberse olvidado de mí. Todavía no sé qué haré con mi futuro, pero seguiré esforzándome para hacerles sentir orgullosos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba