League of Legends

Riot planea cambios inminentes sobre el Escurridizo de LoL

El monstruo neutral vuelve a estar en el foco

Riot Games se sigue preparando para el inicio de la Pretemporada 2023 de League of Legends. Durante los últimos días nos han presentado un montón de actualizaciones en lo que a objetos, comunicación y la jungla respecta. Y parece que seguiremos viendo más cambios en este último aspecto. Según se ha revelado en redes, parece que el Escurridizo de la Grieta de LoL, ese «cangrejo» que aparece tanto en la zona superior como inferior del río, volvería a ser objeto de modificaciones.

Desde que llegó al MOBA allá por la Season 4, el Escurridizo de la Grieta ha estado sujeto a múltiples cambios. El último llegó durante la Temporada 11. En esa ocasión añadieron un escudo a este monstruo que podía ser eliminado instantáneamente con el Smite o con cualquier habilidad que infligiera algún tipo de CC. Algo que próximamente dejará de existir en el videojuego.

El Escurridizo de la Grieta de LoL recibirá nuevos cambios

El encargado de revelar esta actualización ha sido Spideraxe. Según confirmó, este monstruo neutral será nerfeado y los cambios ya están en el PBE. Por lo pronto estos serían los únicos cambios que se aplicarían sobre el Escurridizo de la Grieta. Esto quiere decir que los junglas seguirán buscando hacerse con él para dejar por detrás a su rival dentro de la partida.

El momento en que aparece el Escurridizo de la Grieta es vital dentro de los diferentes encuentros. Y es que normalmente vemos cómo los equipos se pelean por hacerse con su control. Aparte del oro y la experiencia, el cangrejo otorga visión en el río, algo vital para mantener las líneas más o menos seguras y, por supuesto, tener más control sobre el jungla rival.

Tendremos que esperar para ver cómo encajan estos cambios sobre el Escurridizo de la Grieta y si Riot Games finalmente decide cambiar algo en relación al oro o experiencia otorgados por el monstruo.

Más en nuestra sección de League of Legends.

Puede interesarte
Cerrar