League of Legends

A medias verdades con xMatty

El tirador británico no ha vivido durante su primera temporada en la LEC el debut más dulce posible

Team BDS no ha tenido el debut soñado por cualquier organización dentro de la League of Legends European Championship (LEC). El club francés, que depositó 26,5 millones de euros al Schalke 04 para ser una nueva franquicia de la competición europea en 2022, ha finalizado penúltimo en su primera temporada. Cuatro victorias y 14 derrotas marcan las sombras de un estreno que ha estado marcado por la amargura dado lo visto dentro de la Grieta del Invocador. A pesar de no llegar con expectativas de ser un conjunto puntero de la liga, el cuerpo técnico de la entidad prometió un juego atractivo, algo que finalmente no ha llegado. Una de las figuras principalmente señaladas por ello ha sido Matthew Coombs «xMatty«, tirador del equipo.

El británico llegó a Team BDS procedente de un exitoso Karmine Corp. En 2021 el ADC vivió el mejor año de su carrera proclamándose campeón de La Ligue Française (LFL) y bicampeón del European Masters (EU Masters). Teniendo en cuenta que BDS construyó su primer proyecto con muchas figuras del conjunto francés, se esperaba que tanto el propio xMatty como BDS un nivel medianamente alto o al menos cohesión. Sin embargo, las 14 derrotas sumadas durante el Spring Split muestran que el club no ha dado con su tecla particular. Por todos estos motivos el anteriormente miembro de Fnatic Rising ha suscitado un gran foco de las críticas, poniendo incluso en duda su valía para la organización o la propia liga.

La fórmula de Karmine Corp

KCorp
Plantilla de Karmine Corp durante el Spring Split 2021 | Imagen vía Karmine Corp

Que xMatty viviera durante 2021 el mejor año de su carrera no sólo se debía al nivel individual de sus compañeros de equipo. Karmine Corp se mostró durante la 11ª temporada un conjunto superior a todas las ligas regionales europeas dominando en prácticamente todos los registros. Por lo tanto, para los críticos contra el tirador relacionar su éxito con etiquetas como boosted era una fórmula fácil. Sin embargo, el ADC demostró un buen nivel individual. Su fichaje por la entidad francesa no llegó por el hecho de jugar en Fnatic Rising, si no porque su perfil encajaba a la perfección con todas las necesidades del club.

Karmine Corp era un equipo extremadamente agresivo gracias al nivel mecánico de todos sus miembros. A través de pathings eficientes Jakub Rokicki «Cinkrof» dominaba los compases iniciales y lo hacía de la compañía de Raphaël Crabbé «Targamas» o de Lucas Fayard «SAKEN«. En la iteración que contaba con Adam Maanane en la calle superior el conjunto siempre condicionaba estos movimientos alrededor de la calle superior. Con Lucas Simon-Meslet «Cabochard» también lo emularon, pero llegaron a aplicar más formas de dominio del mapa: invasiones, control del Heraldo de la Grieta, etc. El reset y la prioridad de la calle central tenían un valor capital dentro de KCorp. El apoyo acompañaba a su jungla principalmente con iniciadores primarios para ser determinante. En cambio, el medio se hacía con personajes dotados de movilidad o presión de oleadas para condicionar todo.

Dentro de ese sistema xMatty era el tirador adecuado para Karmine Corp por su escasa necesidad de recursos. Su control de las situaciones de uno para dos en la calle inferior era lo que permitía a Targamas el libre movimiento. Al ser un equipo mucho más fuerte en la zona superior y contar muchas veces con un medio más enfocado a rotar o limpiar oleadas, sobre el británico recaía todo el peso de las peleas grupales. Él era quien ponía el daño sobre la mesa de KCorp. Antes de la llegada de selecciones capitales como el Lee Sin de Cabochard el conjunto era extremadamente dependiente de la presión en las calles laterales. Mientras sus compañeros paliaban sus limitaciones durante los compases iniciales, el británico hacía lo propio en los siguientes. Al apostar por un proyecto prácticamente idéntico, Team BDS no dudó en hacerse con sus servicios.

Cambios complicados para xMatty

xMatty
xMatty jugó durante dos años en la Academia de Fnatic | Foto vía Fnatic

Con xMatty y Dino Tot «LIMIT» en la calle inferior, Team BDS contaba con las herramientas necesarias para emular a Karmine Corp. Adam, Cinkrof e Ilias Birzriken «NUCLEARINT» como revulsivos en la zona superior, tirador como seguro pasado el early game y LIMIT como iniciador primario. El dúo formado por el británico y el croata lo que BDS intentaba emular era la bot lane de su predecesor, el Schalke 04. El apoyo encajaba en la fórmula tan similar a la de Karmine Corp porque así lo había demostrado con los Die Knappen mientras Matúš Jakubčík «Neon» hacía el trabajo sucio. El mismo club alemán llegó a tener resultados tanto positivos como negativos con el mismo estilo.

Sin embargo, la decadencia de las calles inferiores más enfocadas a ejercer de lado débil o limpiar oleadas llegó con el parche 12.1. El Teletransportar pasó a ser válido exclusivamente en torretas durante los primeros 14 minutos. Las bot lanes enfocadas a dominar el dos para dos o tener presión permanente quedaron liberadas siempre que mantuvieran el control del jungla rival. Empujar las oleadas constantemente dejó de tener tanto castigo ya que los guardianes de visión en los arbustos de la línea -algo de lo que abusaba mucho Fnatic en 2021- dejaron de ser una amenaza de posible emboscada del top o medio rival. Estar permanentemente bajo torre pasó a tener castigo ya que la susceptibilidad de recibir un dive pasó a ser mayor.

Este cambio afectó a xMatty como otros muchos tiradores. Tanto él como LIMIT pasaron a tener un grado de exigencia mayor porque no podían sacrificar la fase de líneas. Sin ser especialistas en ello ambos debían pasar a ganar líneas y reformular tanto la gestión de las oleadas como los resets para que el tirador no muriera en una inferioridad numérica. Todo esto en un marco de presencia permanente de Jinx y Aphelios. La Bala Perdida sí figuraba como buen personaje del británico, pero el Arma de los Fieles no. Por lo tanto, los equipos de la LEC se aseguraban con una selección una forma de contrarrestar el potencial del ADC, que en selecciones como Ezreal o Varus no encontraba tanta efectividad como antaño. Toda la comodidad que el exjugador de Karmine Corp ganaba por su perfil en relación al de sus compañeros la perdía por el metajuego existente.

La importancia del cómo y cuándo pelear

LIMIT
2022 es el tercer año de LIMIT en la LEC | Foto vía Riot Games

Según los datos de Games of Legends, xMatty pasó de «perder líneas» en Karmine Corp a ganarlas en un 66.7% de las ocasiones. No obstante, salir con una ventaja de 1,1 súbditos llegados al minuto 15 demuestra la incomodidad en la que el británico se encontraba. Su incapacidad para generar ventajas a través del dos para dos ha sido un gran déficit durante toda la temporada. No explotaba bien enfrentamientos que a priori debería y LIMIT tampoco e mostraba con una solución en ese aspecto. La primavera del croata ha estado marcada por estar a medio camino de apoyar al tirador a salir lo mejor posible de la fase de líneas y de rotar a cambio de darle al ADC toda la experiencia en solitario asumiendo el riesgo que conllevaba en el metajuego actual.

No obstante, pasar de una diferencia de oro al minuto 15 de +156 a -167 expone que los problemas de Team BDS iban más allá del propio rendimiento individual de su ADC. La temporada de BDS ha estado marcada por desaprovechar ventajas en los primeros compases después de que Cinkrof ganara prácticamente solo el mapa. En algunas ocasiones por falta de visión, en otras por decidir pelear teniendo menos experiencia o confiando en exceso en el outplay mecánico en situaciones de inferioridad. Todo lo que el jungla creaba acababa destruido en algún tramo de la partida. En clave xMatty esta situación lo único que hacía era condenarle ya que, por la naturaleza de su rol, cuando los tiradores van por detrás están condenados principalmente a limpiar oleadas. Poco aprovechables eran los shutdowns cuando el conjunto francés no reconocía las ventanas para hacerse con ellos.

Tanto las flaquezas de xMatty como las consecuencias que pagaba dentro de la Grieta quedaban más expuestas con la distribución de recursos del equipo. Aunque el británico recibe el mayor grosor del oro con un 23,3%, al tratarse de un tirador es una parte prácticamente ‘mínima’. Dentro de Team BDS el gran absorbedor de recursos es Adam que, más allá de adaptar las composiciones a su particular abanico de campeones, asume un 22,8% del oro como top. Dicho por el propio Andrei Pascu «Odoamne«, el francés tenía un contexto ideal para demostrar su valía pero no lo consiguió. Ambos jugadores se han encontrado como LIMIT: a medio camino de todo.

Factores externos que tampoco ayudan

Visto lo sucedido dentro de la Grieta del Invocador es apreciable por qué Team BDS ha finalizado su primera temporada 4-14. Sin embargo, fuera de ella también han existido motivos que han agravado la dureza del resultado final. Como reveló Fabian Lohmann «GrabbZ» en una entrevista, el cuerpo técnico tuvo que reprimir a sus jugadores su comportamiento en los entrenamientos. Véase por edad o por carácter, BDS también ha tenido que superar complicaciones más allá del aspecto técnico. En relación a xMatty ya no sólo es el cómo esto ha afectado a su rendimiento, también los climas de opinión que le rodeaban. Al llegar procedente de Karmine Corp, el tirador aterrizó en la LEC generando ciertas expectativas y con una gran masa de apoyo detrás por formar parte del club francés.

Sin embargo, ser un figurante en listas que le señalaban como mejor jugador que Víctor Lirola «Flakked» como reemplazo para Martin Larsson «Rekkles» en G2 Esports sólo han agravado la dureza de las críticas. Figuras como William Nieminen «UNF0RGIVEN» contaban con el beneficio de ser ‘desconocidos’ para una mayor parte de los aficionados. En cambio, el británico fue usado como arma con su respectivo contexto en una pelea que no fue creada por ningún jugador profesional. Tan cierto es que xMatty no ha tenido un gran rendimiento durante el Spring Split como que señalarle exclusivamente es una verdad a medias. Culpar a alguien en particular de todos los problemas que Team BDS ha tenido a lo largo de la temporada es quedarse en la superficie.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba