League of LegendsWorlds 2022

Los Juegos del Hambre de T1

Berserker y Gumayusi pelearán por ver quién es el auténtico ganador de los tributos

En Panem, formar parte de los Juegos del Hambre puede ser un honor o una tortura en función del Distrito en el que hayas nacido. Dentro de la sociedad distópica que es el país ficticio y podría representar la escena competitiva de League of Legends, T1 sería El Capitolio. Da igual que la capital no pase por el mejor de sus momentos. Su idiosincrasia creada a través de una anterior superioridad da sentido a su forma de ser. Sin el sentido de la aleatoriedad, es uno de los clubes que históricamente se ha hecho con diferentes tributos para ver cuál de ellos es merecedor de estar en el seno del poder. Hace de hijos de la ruina que son la guerra y el poder una herramienta útil para su objetivo: el éxito.

T1 podría elegir a dedo qué tributos podrían pelearse entre sí internacionalmente para merecer un puesto en el seno de Panem. Pero el destino ha querido que el azar de los Juegos del Hambre se mantenga en los Worlds, que funcionan a modo de vasallaje. Las casualidades, siempre condicionadas con un contexto previo que combina las condiciones de cada distrito con los resultados deportivos, han acabado con unos juegos particulares para T1. Concretamente con la calle inferior como campo de batalla con el enfrentamiento entre Lee Min-hyeong «Gumayusi» y Kim Min-cheol «Berserker«.

Ambos jugadores, criados en los alrededores del Capitolio, representan aquella voluntariedad para participar en los Juegos del Hambre. Son del segundo distrito, de los que ir a jugarse la vida al campo de batalla es un honor. El objetivo es formar parte del centro de Panem, del primer equipo de T1, por donde todo ha pasado, pasa y pasará. Los dos han pasado por la academia de los tricampeones mundiales, por lo que creer en la validez de uno mismo está a la orden del día. Demostrar todo lo que pueden ofrecer al centro del poder era una cuestión de tiempo y oportunidades.

A Gumayusi le tocó la lotería porque supo cómo jugar con ella. Olió la debilidad de Park Jin-seong «Teddy», un tributo en horas bajas después de unos primeros juegos de gloria, y esperó su momento. Presentarse como hijo de la ruina en épocas de decadencia para T1 era una carta que jugaba a su favor. Hasta el punto en el que se lo dijo cara a cara al propio Joe March, CEO de la organización surcoreana con tintes del macabro Presidente Snow. Con un poco de margen se corroboró su efectividad: llamado al campo de batalla, llevó a la organización surcoreana a las semifinales de los últimos Worlds y le devolvió la League of Legends Championship Korea (LCK), quitando del poder a DWG KIA.

Desde 2017 el centro de poder de Panem ha estado rodeado de sinsajos con el mismo ansia de poder de la Presidenta Alma Coin. No para cambiarlo de arriba a abajo, más bien para replicar el poder de Snow

Sin embargo, tanto en T1 como en el Capitolio los juguetes no tienen una gran duración. Llegados al Mid-Season Invitational (MSI), su grandeza como tributo cayó. No apareció nada por lo que destacó y la capital recibió otro golpe crítico. Desde 2017 el centro de poder de Panem ha estado rodeado de sinsajos con el mismo ansia de poder de la Presidenta Alma Coin. No para cambiarlo de arriba a abajo, más bien para replicar el poder de Snow. Tanto regional como internacionalmente, clubes como DWG KIA, Gen.G, Royal Never Give Up o EDward Gaming intentan asentarse en el seno.

En medio del auge de Gumayusi como tributo ganador del segundo distrito, Berserker se vio obligado a marcharse a otro donde ser elegido para participar en los Juegos del Hambre fuera un castigo. El joven surcoreano hizo las maletas para marcharse a Cloud9. Después de una primera etapa llena de altibajos, su premio llegó en forma de trofeo de la League of Legends Championship Series (LCS). Mientras el tributo que le había impedido mostrar al Capitolio su caída estaba en plena capacaída, él brillaba. Tiene en la palma de su mano a su nuevo hogar, que se aferra a él para intentar evitar una vez más ser el hazmerreír de Panem. Y lo más importante: le tiene muchas ganas a su rival.

El vasallaje de estos Worlds suponen unos Juegos del Hambre particulares para T1 y ambos tiradores. El Capitolio tendrá que observar atentamente si acertó o se equivocó con la gestión de ambos tributos, que a diferencia de la ficción, no dependía del azar. Gumayusi cuenta con una tradición a sus espaldas y una educación hecha por y para jugar profesionalmente. Su talento mecánico se refleja al mismo tiempo que su incapacidad para adaptarse a otras situaciones. Cuenta con dificultades para ver que condiciona el estilo de juego de su equipo, que no siempre es la punta de espada de su equipo o que no todo gira alrededor de los hypercarries.

Gumayusi tiene un asiento que mantener, algo que deja a Berserker con poco que perder en comparación a su rival. No obstante, tiene que demostrar que todo por lo que brilló en el otro distrito y otros Juegos del Hambre también funciona en el vasallaje. En medio de la rivalidad entre ambos se encuentran Elias Lipp «Upset» y Park Do-hyeon «Viper«, tributos de Fnatic y EDward Gaming. En el grupo coincidirán con jugadores que quieren devolver la ilusión a un distrito dolido o asentar el deseo de Coin: cambiar de era en Panem.

Puede interesarte
Cerrar