League of Legends

La runa que podría elevar a Elise al Tier S

Ataque intensificado es la nueva elección en los rangos más altos

Los campeones de League of Legends (LoL) suelen tener una runa predilecta con la que consiguen un mayor daño o más utilidad dentro de sus partidas. Hay ocasiones en las que algunos jugadores encuentran combinaciones diferentes que permiten a los personajes desarrollar su potencial de un modo distinto. Este es el caso de Elise, que ha comenzado a jugarse con ‘ataque intensificado‘.

Elise y el ‘ataque intensificado’

Desde hace tiempo, Elise se ha aprovechado del ‘electrocutar‘ para infligir mucho daño en el menor tiempo posible. La campeona podía activar esta runa tanto en su forma humana como en la araña. Sin embargo, los cambios que llegaron a su [Q] – Mordisco venenoso sumados a los cambios de la jungla, han hecho que otra runa haya tomado cierta relevancia. Se trata del ‘ataque intensificado‘, algo que ya estamos viendo en los rangos más altos.

Elise podría jugarse con ‘ataque intensificado’ / Fuente: Riot Games

El porcentaje de esta runa ha crecido en las últimas semanas (12,79%) y su winrate se sitúa en un 53,22%. Esto se debe a que la [Q] de la campeona aplica efectos de impacto desde la versión 10.23, lo que permite activar el ataque intensificado. Si bien se pierde ese poder de burst que otorga el electrocutar, con esta runa podemos reducir la salud de los enemigos más tanques desde el comienzo de la partida. Ahora divear el carril superior se vuelve mucho más sencillo.

En cuanto a los objetos es necesario empezar con el Cosechador Nocturno, el cual otorga tanto daño mágico como velocidad de movimiento adicionales. Una vez realizada esta compra el jugador ha de terminar las botas del hechicero. Los próximos objetos han de decidirse conforme avance la partida. De este modo nos decantaremos por un Bastón del Vacío para tener una mayor penetración de armadura, un Reloj de arena de Zhonya para evitar ser volatilizado en cuanto estemos entre los enemigos o un Morellonomicón con el que se reducirán las curas rivales.