Overwatch

Overwatch 2 desaparece en China y sacude la escena competitiva

La escena competitiva también en duda

Activision Blizzard no gana para disgustos últimamente. Después del enfado multitudinario con el nuevo circuito competitivo de Hearthstone, Overwatch 2 pierde al gran mercado asiático. No han pasado ni seis meses desde el esperado lanzamiento del shooter y ya recibe un durísimo golpe a sus espaldas. Después de 14 años colaborando juntos, las relaciones entre Activision Blizzard y NetEase Games terminan y provoca que Overwatch 2 y World of Warcraft cierren en China. Esto repercute directamente en la escena competitiva de OW, por lo que el golpe puede ser todavía mayor.

Según varios medios de comunicación y comentarios en redes sociales, los ciudadanos chinos que quieran jugar a títulos de Activision Blizzard se encontrarán con los servidores cerrados. Estos posiblemente tengan la posibilidad de usar un VPN permitido, pero sería jugársela mucho conociendo al Gobierno chino. Este «corte» llega después del no acuerdo entre la siempre polémica desarrolladora y NetEase Games, la operadora china de internet que permite el acceso a videojuegos extranjeros. Mientras Overwatch 2 celebra el año chino, los propios ciudadanos de este país no podrán disfrutar del videojuego.

China cierra Overwatch 2

Teniendo en cuenta la enorme población china, la pérdida de jugadores asusta y preocupa, pero no es la única noticia mala. El cierre en el país asiático perjudica enormemente a la escena competitiva mientras esta intentaba levantar el vuelo. Chendgu Hunters, uno de los equipos chinos, ya se ha despedido de sus aficionados. Guangzhou Charge, Hangzhou Spark, Shanghai Dragons y Los Angeles Valiant son otras de las cinco organizaciones con sede en China y con sección en el competitivo de OW2. 

Todo esto llega mientras la Overwatch League de 2023 ha sufrido varios retrasos y se espera que comience a mediados de abril, pero todavía no hay información oficial. Los últimos meses de Blizzard están siendo convulsos y no ganan para malas noticias, habrá que ver cuáles son las consecuencias de perder una comunidad tan grande como es la de China.