Videojuegos

EA confirma un ciberataque: roban el código fuente de ‘FIFA 21’ y el motor Frostbite

Vice ha hablado sobre los datos robados a la compañía

Últimamente hemos escuchado bastante que algunas compañías han sufrido ciberataques. Hace unos meses, vimos como unos hackers atacaron a CD Projekt RED. Capcom también sufrió unos correos falsos relacionados con Resident Evil VIII. Ahora, la afectada ha sido EA y, según informan desde el portal Vice, 780gb de datos fueron robados de los servidores de la empresa.

Tal y como comentan, este robo incluye los códigos de ‘FIFA 21’ así como el motor gráfico Frostbite, el cual se utiliza en muchos juegos de la compañía. Entre ellos se encuentra Battlefield 2042, el nuevo título de la saga. EA también ha confirmado este ataque alegando un «problema reincidente de intrusión» dentro de su red de trabajo.

Los jugadores de EA no han de temer

Según han declarado desde la compañía, en ningún momento han accedido a los datos de los jugadores, simplemente han robado una cantidad limitada de código de juegos y herramientas relacionadas. No obstante, en EA ya han advertido que todo este tema ha sido llevado a las autoridades con el fin de que inicien la investigación pertinente.

Tal y como comentan desde la empresa, ya hay en marcha distintas mejoras de seguridad y tienen por seguro que no se producirá un gran impacto en sus juegos y negocio. Eso sí, desde Vice ya han visto que los hackers están hablando sobre el tema en algunos foros.

Y es que, según cuentan los atacantes, además de los códigos mencionados también hay algunos paquetes de código y kits de desarrollo. Con ellos pretenden facilitar la programación. No obstante, todos los ojos están puestos en ver si este ataque podría afectar de un modo u otro a la compañía.

Veremos qué pasa en los próximos días y si EA decide ofrecer nueva información sobre este ciberataque. En un principio no les ha afectado demasiado, pero tendremos que esperar.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
ESTAMOS EN DIRECTO
ESTAMOS OFFLINE