League of Legends

Hadess como portador de los matices del método

El jungla holandés aspira a seguir en el Barça Esports un camino completamente contrario al de Frenkie de Jong en el primer equipo masculino de fútbol

El FC Barcelona siempre ha tenido una relación muy especial con Países Bajos. Más allá de contar con una gran lista de jugadores holandeses que han defendido el color, de allí proceden algunas de las figuras más importantes de la historia del club. Rinus Michels (1928-2005) fue quien trajo al Barça la escuela holandesa y posteriormente Johan Cruyff (1947-2016) instauró el reconocido estilo de juego del que tanto la propia entidad como su masa social se sienten tan orgullosos. Al equipo de League of Legends del equipo todavía le quedaba atar lazos con dicho país tan cercano hasta el pasado mes de mayo con la llegada de Maik Jonker «Hadess«.

La incorporación de Hadess significó una sorpresa para los seguidores del Barça Esports y de toda la Superliga dados los resultados del equipo con Dimitar Kostadinov «LeBron«. El cambio en la jungla supuso un ‘choque’ por el protagonismo del búlgaro durante la temporada de primavera. Esta situación generó más incógnitas que expectativas alrededor del club de la Ciudad Condal. Ni el holandés llegaba tras realizar su mejor temporada en MAD Lions Madrid ni los barceloneses parecían necesitar sobre el papel dicho cambio. Sin embargo, la incorporación -pedida expresamente por el cuerpo técnico- juega un papel trascendental en la evolución del modelo por el que ha apostado el conjunto desde su debut en el MOBA de Riot Games.

Por el momento, durante el tramo inicial de la temporada de verano el Barça Esports no ha cambiado radicalmente su libro de estilo. Con la llegada de los parches 12.10 y 12.11 la interpretación de este puede ser más difícil, pues a diferencia del fútbol, la importancia del metajuego sí marca cambios sustanciales en los tipos de composiciones -futbolísticamente los esquemas- que el conjunto muestra. Sin embargo, los blaugranas mantienen las bases. El jungla sigue con el peso principal en los compases iniciales, apoyado siempre con presión en la calle central, mientras las calles laterales buscan solidez. La línea inferior busca estabilidad en la fase de líneas y la superior se adapta en función de las necesidades. Dentro de este contexto Hadess significa la incorporación de matices en las que su equipo pueda apoyarse dentro del método instaurado.

El juego de LeBron no engañaba: para poder brillar en la Grieta del Invocador necesitaba recursos y margen para ejercer de carry dentro del equipo. Por este mismo factor era más habitual ver a Mihail Petkov «Twohoyrz» jugar alrededor de las invasiones que proponía su compatriota. Más que jugar para las líneas, el búlgaro quería generar ventaja a través de escaramuzas o invasiones para aplicar un efecto de bola de nieve. Sin embargo, cuando el equipo necesitaba un estilo mucho más enfocado en el control de la visión o el apoyo hacia las líneas, el exjugador del actualmente Herbalife Real Betis sufría más. Los blaugranas también se resentían cuando el jungla no tenía unas grandes ganancias de oro o de objetivos. No tenía ninguna vía de escape sólida en el caso de no crear la situación favorable esperada.

Por este motivo la incorporación de Hadess gana importancia, pues el cuerpo técnico busca darle al equipo más margen de maniobra a través de él. El holandés es todo lo contrario que LeBron: se caracteriza mucho más por tener un gran control del jungla rival a través de la visión y de apoyar las líneas. Sin embargo, eso no le impide jugar un papel similar al de LeBron, algo apreciable en el enfrentamiento del Barça Esports ante KOI. Él fue quien dirigió la orquestra de los blaugranas a través de Viego, mientras era Twohoyrz le apoyaba en su toma de decisiones con Lissandra. De esta forma, Luis Pérez «Koldo» estuvo sobrepasado y no vio ninguna ventana favorable para poder deshacerse de la presión a la que estaba sometido.

El juego de LeBron no sólo está marcado a través de su estilo, si no también por su limitado abanico de campeones. Hadess supone oxígeno para el Barça Esports en este aspecto, un equipo caracterizado por ser más efectivo desde lado azul con la aplicación firme de un plan de partida que no con la explotación de un enfrentamiento favorable desde el rojo con la habilidad individual de sus piezas. Comparando ambas fases regulares de la Superliga, el holandés ya ha jugado la misma cantidad de personajes que el búlgaro en su momento. Desde junglas ‘clásicos’ con los que poner a sus líneas por delante hasta otros enfocados al farming para explotar en el ecuador de los partidos.

El precio a pagar para el club barcelonés es la pérdida de la figura del ‘especialista’ de LeBron. En ese perfil de carry tan específico el pico de nivel del exjugador de MAD Lions Madrid no es tan grande como el del búlgaro. De todas formas, los matices que puede llegar a introducir Hadess con su versatilidad ganan importancia partiendo de la base de que el cuerpo técnico del Barça Esports admite relacionar el ‘cruyffismo‘ con el tan ‘polémico’ término que es el tempo en League of Legends. Para los blaugranas lo más importante es dominar el cronómetro para hacerse con el control de objetivos y así con la Grieta del Invocador progresivamente. Por lo tanto, en el holandés encuentran una figura con la que poder aplicar dicha idea desde diferentes perspectivas.

Los matices aplicados a través Hadess no se hacen como alejamiento del método establecido desde un inicio, sino como evolución de este. Prueba de ello es cómo el Barça Esports mantiene el equilibrio entre distintos aspectos como la destinación de más recursos para Jakub Viceník «Dreedy» mientras mantiene a Matthew Smith «Deadly» como carry principal del equipo, cómo Twohoyrz da el paso natural de aparecer más como principal protagonista o la búsqueda de mayor rango en las composiciones. Todas estas modificaciones también son posibles gracias a Oleksandr Yankovich «Efias«. El apoyo también cubre algunos de los mismos huecos que el holandés, como por ejemplo la versatilidad a través del abanico de campeones.

El caso de Hadess es completamente contrario del que ha vivido la entidad blaugrana con el futbolista Frenkie de Jong. El jungla llegaba bajo la condición de buen jugador sin ser un talento generacional, con pocas expectativas, pero de momento se ha respondido. A medida que avanzan los partidos tiene menos miedo a asumir una mayor jerarquía dentro de la Grieta del Invocador. Sin embargo, el éxito de su fichaje sólo lo determinará el resultado final que produzca su rendimiento dentro del conjunto. En propias palabras de los miembros del club, el objetivo mínimo es repetir las marcas conseguidas durante la temporada de primavera. Eso sí, al tratarse del FC Barcelona, siempre con la expectativa de mejorarlas y ganar jugando bien.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba