Valorant

NRG fichará el grosor de jugadores de OpTic Gaming

Crashies, FNS y Victor seguirían juntos en el VCT de 2023

Finalmente, es probable que las declaraciones de Jaccob Whiteaker «yay» se cumplan: la plantilla de OpTic Gaming tendrá que separarse de cara a 2023. Sin embargo, NRG Esports quiere llevarse la mayor parte del pastel del Green Wall. Según ha avanzado el periodista de Dot Esports George Geddes, NRG fichará a Pujan Mehta «FNS«, Victor Wong y Austin Roberts «crashies» de cara a 2023. Además, la organización norteamericana también se haría con los servicios de Chet Singh, el primer entrenador de OpTic.

Por el momento NRG ha enviado a la plantilla inactiva a todos sus jugadores, entre ellos Ethan Arnold, con la excepción de Sam Oh «s0m». A lo largo del año la organización norteamericana ha competido en las Challengers y en el Last Chance Qualifier (LCQ). Sin embargo, el club no cuenta con éxitos en VALORANT y esta temporada su mejor resultado ha sido una cuarta posición en la segunda Challengers. Pero a diferencia de OpTic Gaming, NRG sí ha sido aceptado en el programa de franquicias del VALORANT Champions Tour (VCT).

La ausencia de OpTic Gaming, uno de los tres mejores equipos del año y subcampeón mundial, significó una sorpresa para muchos seguidores de VALORANT. La incógnita se centraba principalmente en cuál sería el destino del quinteto inicial, que finalmente deberá separarse. Mientras FNS, Victor y crashies ponen a priori rumbo NRG, yay -el mismo jugador que vaticinó la separación- se irá a Cloud9 junto a Anthony Malaspina «vanity» y Jordan Montemurro «Zellsis«.

NRG se ahorra el precio de las fichas de crashies y Victor ya que son agentes libres sin restricciones. Por el momento queda pendiente saber el número de jugadores con el que contará de cara al VCT de 2023. Las organizaciones necesitan un mínimo de seis jugadores y pueden contar hasta un máximo de 10. Los equipos aceptados en el VCT deben presentar una plantilla inicial el 15 de octubre, pero el mercado de fichajes durará hasta el 1 de febrero del año que viene.