Overwatch

Dallas Fuel se proclama campeón de la Overwatch League

Fuel ha conseguido su primer título imponiéndose con un ajustado 4-3 a San Francisco Shock

San Francisco Shock no podrá imponer una gran distancia sobre el resto de equipos como club más laureado de la historia de la Overwatch League (OW), o al menos por ahora. Dallas Fuel se ha proclamado campeón de la OWL después de superar en la última madrugada con un ajustado 4-3 a Shock. El primer y único enfrentamiento directo entre ambos equipos en los playoffs se ha consolidado como una de las finales más intensas que la competición ha vivido. Inicialmente Fuel consiguió la ventaja inicial, pero el conjunto de San Francisco amenazó en más de una ocasión con llevarse el título.

Dallas Fuel llegaba a la gran final como gran favorito después de ceder sólo dos mapas en los playoffs. A lo largo de la fase eliminatoria los Fuel habían eliminado a Hangzhou Spark (3-1), Seoul Dynasty (3-0) y los Houston Outlaws (3-1) con mucha solvencia. Precisamente los Outlaws provocaron el despertar de San Francisco Shock. El conjunto de Houston dio la sorpresa al enviar al cuadro inferior a los Shock tras un 2-3, pero los subcampeones de la temporada regular sacaron su mejor versión al borde de la eliminación. Los Ángeles Gladiators (3-1), Seoul Dynasty (3-0, Hangzhou Spark (3-1) y los propios Outlaws fueron víctimas del conjunto de San Francisco en el camino a la final.

La gran final era el duelo esperado por todos los seguidores de la Overwatch League: primer contra segundo clasificado de la fase regular, por lo que no podía faltar emoción. Ambos equipos cumplieron con las expectativas y la serie arrancó con un 1-0 a favor de Dallas Fuel. El conjunto dirigido por Envy Gaming se impuso por 2-1 en la Torre Lijiang, pero posteriormente tardaría en volver a saborear la victoria. San Francisco Shock estuvo mucho más acertado en clásicos de Overwatch como King’s Row y Dorado para poner el 1-2. De todas maneras, los Shock se hicieron con los mapas tras una igualdad extrema: 1-2 en el primero y 2-3 en el segundo.

La clave para Dallas Fuel estuvo en dominar los mapas de Push, es decir, los de empujar el robot. Esperança y Colosseo se fueron del lado de los texanos. El primer mapa supuso vital para el empate por 2-2, pero el segundo fue diferencial para la victoria de Fuel. San Francisco Shock se llevó Oasis con un ajustado 1-2 y Duel respondió con el mismo resultado en la Ruta 66. De no ser por el dominio en los mapas de Push, el destino de la final de la OWL podría haber sido otro.

Lee Eui-Seok «Fearless» fue el MVP de la gran final después de ser el gran dolor de cabeza de San Francisco Shock. El surcoreano fue clave en la victoria de Fuel gracias a su Winston, con el que presionó, bloqueó e hizo disengage. Esta supone la primera Overwatch League. En 2020 cayó en las semifinales con Shanghai Dragons por 2-3 ante Seoul Dynasty en un año marcado por las restricciones de la pandemia.

Dallas Fuel ha conseguido el primer título de su historia y ha firmado el que es hasta ahora el mejor año de su carrera. La posición más alta hasta la fecha del club, por donde han pasado jugadores como Jonathan Tejedor «HarryHook«, había sido una tercera posición en 2021. Por el momento Overwatch sigue estando marcado por el dominio de los clubes occidentales con cuatro de los cinco ganadores. La única excepción por el momento es Shanghai Dragons, que se llevó la OWL del año pasado.