League of Legends

Kral Closer acaba el puzzle de Nadeshot

100 Thieves se proclama campeón de la LCS por primera vez en su historia con un 3-0 ante Team Liquid en el que se encomendó a su jungla

100 Thieves llegó a League of Legends en 2018 y, tras un gran año de debut, se fue a la deriva. La organización de Matthew Haag «Nadeshot» destacó por su mal quehacer durante las dos siguientes temporadas después de su buena carta de presentación. Al exjugador profesional de Call of Duty le faltaban las piezas necesarias para culminar deportivamente el éxito que había generado como marca. Este 2021 la apuesta fue por el núcleo duro de Golden Guardians, algo que junto al desembolso hecho durante la mitad de la temporada ha sido finalmente clave, pues los ladrones se han ganado la League of Legends Championship Series (LCS) por primera vez en su historia. Lo han hecho con un 3-0 sobre Team Liquid, vengándose así de la final del Spring Split de 2018 y con un Can Çelik «Closer» determinante para rematar la mejor obra de 100T.

La realidad es que Team Liquid volvía a llegar como favorito porque había vivido una metamorfosis en los playoffs. Liquid pasó de ‘tapado’ a ‘coco’ cargándose por el camino a Cloud9, TSM y precisamente a 100 Thieves. Esa misma derrota en las semifinales alimentó todavía más el ansia de venganza de una organización que primero tuvo que deshacerse de C9 para tener su gran oportunidad. 100T tenía en juego su primer trofeo de campeón mientras que TL volver a alzarlo cuatro splits después, la tensión estaba servida. Y entre medias se encontraban jugadores como Kim Chan-ho «Ssumday» o Choi  Jae-hyun «Huhi«, que querían degustar el sabor de la victoria tras un lustro con las manos vacías, u otros como Edward Ra «Tactical» y Barney Morris «Alphari» que querían abrir la lata tras muchas ocasiones con la miel en los labios.

El clínic de 100 Thieves

El giro inesperado del tramo final de la LCS fue que 100 Thieves se transformara por completo una vez aterrizó al cuadro inferior. Ante Evil Geniuses y Team Liquid (en la semifinal) había mostrado las dos caras de su moneda particular, pero deshacerse de Cloud9 con tanta soltura fue un avance de lo que veríamos en la última serie al mejor de cinco. Liquid golpeó primero en la calle superior, pero 100T se hizo con una ventaja gracias a un dive sobre los 10 minutos para empezar el efecto de bola de nieve. Victor Huang «FBI» respondió a todos los recursos que recibía mientras Closer ponía junto a Felix Braun «Abbedagge» la magia sobre la Grieta del Invocador. El control de torres y dragones era masivo, algo que valió a la organización para sumar el primer tanto antes de la media hora de juego.

El segundo mapa fue una réplica del primero. Las pocas diferencias que lo separaron de la primera partida fue que en esta ocasión Closer empezó poniendo por delante a Ssumday con Renekton, pero ambos redistribuyeron su ventaja rápidamente a la calle inferior de nuevo. 100 Thieves volvió a hacer snowball con soltura, especialmente a través de las iniciaciones de huhi, pero se atragantó un poco más de lo esperado al concederle asesinatos a Alphari con JayceDe todas formas, el espacio que cedió en forma de dragones lo recuperó en forma de cazadas alrededor del Barón Nashor para sentenciar el encuentro. Los ladrones estaban consiguiendo en una final lo que prácticamente nadie había hecho en los últimos dos años: anular por completo a Yo Jong-in «CoreJJ«.

La grandeza del Kral

Con el 2-0 en contra desde Team Liquid buscaron la máxima comodidad posible para su dupla jungla-medio. Lucas Tao Kilmer «Santorin» se hizo con Trundle y Nicolaj Jensen «Jensen» con LeBlanc, siendo ambos unos de sus personajes insignia respectivamente. Sin embargo, 100 Thieves encontró ese mismo confort con el Lee Sin de Closer y el Alistar de Huhi, que sorprendentemente siguió abierto. Al Kral (rey en turco) le dio igual que Liquid le bloqueara tres junglas, pues él tenía bajo sus brazos a su monje favorito y estaba predispuesto a destrozar el early game. Closer se decidió a cumplir su palabra y superó a Santorin de inicio a fin al mismo tiempo que forzaba asesinatos gratuitamente con su habilidad definitiva. En el punto de partido los ladrones jugaron mucho más alrededor de la zona superior del mapa, pero la dominación de los dúos jungla-medio y support-jungla se mantuvo.

100 Thieves no batió el récord de finales más rápidas de la historia de la LCS -un logro que ostenta precisamente Team Liquid- porque no quería que la ambición le quitara su primer gran éxito deportivo en League of Legends. La organización tuvo que esperar tres años para alzar el título, pero la espera ha sido dulce, pues lo ha conseguido vengándose del club que le dio una desagradable bienvenida a la competición. Closer ratificó como MVP de la serie que los ladrones habían completado su puzzle particular, demostrando que los fichajes de Abbedagge y Bok Han-gyu «Reapered» eran las piezas que faltaban para culminar la obra. Ahora el club tiene dos frentes abiertos: consolidar su estatus en los próximos Worlds y seguir trabajando para ser definitivamente la nueva dinastía de la liga norteamericana.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
ESTAMOS EN DIRECTO
ESTAMOS OFFLINE