League of Legends

Previa: La LEC que nos explotará el cerebro

La competición europea arranca en una situación que no se producía desde 2015

A la League of Legends European Championship (LEC) siempre la acusaban de monótona. De que realmente generaba indiferencia ya que, pasara lo que pasara, G2 Esports se iba a proclamar campeón de la competición. Y si no eran los samuráis pues Fnatic, como sucedía antes del cambio de marca. La historia reciente de la LEC parecía estar escrita desde el inmovilismo de un novelista que, harto de buscar nuevos enfoques para sus relatos, apostaba por su exitosa pero ya canónica fórmula de éxito. Sin embargo, en el pasado Spring Split la situación cambió radicalmente. Para nuestra suerte o desgracia la liga se encomendó a un desarrollo que podría haber sido creado perfectamente por Jorge Luis Borges (1899-1986). MAD Lions ganó la temporada en una maquiavélica final ante Rogue. Ahora la LEC vuelve con un pretexto prometedor que no se producía desde inicios de 2015.

El libro de los seres imaginarios abandonado por MAD Lions y Rogue

Cuando MAD Lions y Rogue se incorporaron a la máxima competición europea, ganar la LEC podía llegar a tratarse de un mito. G2 Esports y Fnatic tenían totalmente monopolizada la liga. A pesar de dar pasos agigantados en términos de producto e incluso de nivel, ver un campeón que no perteneciera a ambos clubes era un producto de la fantasía. Todo lo que fuera una victoria de otros clubes podía entrar perfectamente en El libro de los seres imaginarios (1957) particular del League of Legends europeo. Inconformes con tener que dar una explicación racional a un panorama desolador, los leones consiguieron a base de mucho trabajo realizar su quema de libros particular.

MAD Lions borró el mito del «nuevo ganador de la LEC» de El libro de los seres imaginarios al proclamarse campeón del Spring Split. La organización tiró de remontada en la gran final para representar a Europa en el Mid-Season Invitational (MSI), torneo del que se marchó en las semifinales tras perder por 3-2 contra DWG KIA. El nivel mostrado a lo largo de 2021 ha hecho que el club se establezca como uno de los favoritos para volver a proclamarse campeón de la competición. También porque su techo apunta a ser más alto. No obstante, tampoco se puede marginar a Rogue. La entidad ha normalizado su presencia en la zona alta de la clasificación tras empezar con mal pie en la liga. Su icónico estilo de juego ha sido la gran clave junto al rendimiento de Kacper Słoma «Inspired» y Emil Larsson «Larssen«.

La forma de espada del Summer Split

Rekkles tras la derrota contra Rogue en semifinales | Foto vía Riot Games

Que MAD Lions y Rogue revolucionaran la LEC tuvo consecuencias directas para sus reyes históricos. G2 Esports y Fnatic cayeron mucho antes de lo esperado en relación a todas las expectativas generadas. Aunque el caso de los samuráis no fue tan cruel como el del conjunto naranja, no dejaba de dos equipos de los que se esperaba mucho más. La derrota generó en ellos una cicatriz que ahora está presente en este Summer Split, dando paso a La forma de la espada (1942) de su historia. Ahora ambas organizaciones quieren deshacerse del dolor, y para ello sólo hay una solución: volver a alzarse campeones.

G2 Esports, que sigue siendo favorito para ser parte de la zona alta de la clasificación, tiene menos incógnitas que sus eternos rivales. Los samuráis mantienen el quinteto del pasado Spring Split, por lo que sería un error dar por muerto al club que más talento individual acumula en sus filas. En cambio, el conjunto naranja fue objeto de cambios. Fnatic fichó a Adam Manaane «Adam» procedente de Karmine Corp para aportar aire fresco a una organización que veía cómo sus lazos internos se rompían. Como consecuencia de ello, Gabriël Rau «Bwipo» ha dejado la calle superior para ser el nuevo jungla. La entidad sigue aspirando a los playoffs, pero tiene muchas preguntas pendientes de resolver.

Un mercado de fichajes borgiano

El final del último Spring Split de la LEC dio paso al mercado de fichajes más borgiano de la historia de la competición. La llegada de más novatos, la situación financiera del Schalke 04, los problemas internos de Fnatic y las sorpresas de última hora de SK Gaming generaron la pretemporada del Summer Split más alocada hasta la fecha. Team Vitality ha sido uno de los ganadores de esta anarquía al incorporar a sus filas a Enzo Gonzalez «SLT«, Oskar Boderek «Selfmade» y Adam Ilyasov «LIDER«. El conjunto francés aspira a playoffs -dejando atrás el inmovilismo de sus últimos años- si el equipo no se dinamita por el carácter de sus jugadores.

En cambio, SK Gaming y el Schalke 04 han salido peor parados. La salida de Kristian Østergaard «TynX» forzó que Erik Wessén «Treatz» pasara a la jungla y que Jesse Le «Jesiz» dejara el rol de entrenador para volver a competir. A los mineros les afectó de lleno el descenso del S04 de la Bundesliga. 100 Thieves puso el dinero necesario para fichar a Felix Braun «Abbedagge«, algo a lo que el club no podía decir que no dado su contexto. Ilias Bizriken «NUCLEARINT» intentará dar el mejor papel posible junto a Thomas Yuen «Kirei«, que sorprendentemente sustituirá a Erberk Demir «Gilius«. A priori ambos clubes deberían salir peor parados. El Schalke aun tiene la certeza de saber que tiene posibilidades -reducidas, eso sí- de colarse en playoffs. En cambio, de SK no sabemos qué nos podemos esperar. Ni para bien ni para mal.

La postergación de la LEC

Razork
Razork | Foto vía Riot Games

Entre tanta locura digna de Borges han habido dos equipos que han apostado por no mover ninguna ficha. Misfits Gaming y Astralis siguen con los mismos equipos con los que disputaron el Spring Split porque confían en la mejora de sus respectivos grupos. Que los daneses llegaran a los playoffs sería una sorpresa, sin embargo, para Misfits es una obligación dado el contexto de la LEC. A nivel de resultados el club siempre ha acabado postergado en relación a talento. Por ello, el rendimiento de Iván Martín «Razork» y Vincent Berrié «Vetheo» serán esenciales para desatascar un equipo que ha sufrido demasiados resultados malos e inesperados.

Excel Esports es el equipo que menos expectativas genera de toda la competición. El equipo todavía no ha conseguido llegar a los playoffs y la llegada de Erlend Våtevik «Nukeduck» y Petr Haramach «Denyk» no anima a pensar que este verano lo conseguirá. Además, el hecho de que Europa vuelva a contar con sólo tres puestos para Worlds provocará el aumento de la competitividad, algo que de primeras no beneficia a los británicos. «Dicen que Borges se le oía reír mientras escribía. Luego lees un párrafo suyo y no entendes cómo no le explotó el cerebro» escribía sobre el autor argentino Marcel Beltran, periodista en Revista Panenka. Precisamente a eso aspira este Summer Split de la LEC: a explotarnos el cerebro después de un mercado de fichajes tan revolucionado y un nuevo inicio tras muchos años con el mismo desenlace.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
ESTAMOS EN DIRECTO
ESTAMOS OFFLINE