League of Legends

Pyosik, Domenica y la espontánea llegada de la madurez

El jungla de DRX ha cambiado radicalmente de rol en menos de un año y medio

La incesante mirada de un abuelo en la portada contrasta con la sonrisa pícara de un niño en la contraportada. No es ninguna casualidad que Domenica, álbum de Suite Soprano publicado en 2014, optara por esta estética. El diseño refleja a la perfección la temática del disco: el paso a la madurez. La realidad escrita en cada verso de Juancho Marqués, Sule B y Elhombreviento -siempre con los beats de DJ Kaplan- provocó que muchas personas se sintieran identificadas. La banda de rap caló con un lenguaje directo las preocupaciones más comunes que nos afectan a todos en mayor o menor medida. Una prueba de su universalidad es que Hong Chang-hyeon «Pyosik«, jungla de DRX, ha vivido en su propia piel la crudez que expresan esas canciones.

«Domenica representa metafóricamente el último día de la semana, el momento antes de que empiece el siguiente lunes, el de afrontar las cosas adultas. Y afrontarlas además con las dudas de no saber qué va a ser de ti mañana» declaraba a Juancho Marqués a Mondo Sonoro en 2016. Si el álbum de Suite Soprano representa la carrera de Pyosik es porque, en menos de un año y medio, la situación del jungla pasó de ser un viernes noche, con cervezas y rodeado de la mejor compañía, a una noche de domingo en el que las cicatrices y la incertidumbre de los lunes invaden el subconsciente.

La inocencia de Pyosik

Pyosik
Jugadores de DRX en 2020 | Foto vía Riot Games

Pyosik, como otros muchos excompañeros de equipo, llegó a DRX en 2020 procedente de la academia del club como «apuesta personal» de Kim Dae-ho «cvMax«. Su perfil tenía los ingredientes perfectos para poder explotar dentro de la Grieta del Invocador: gran nivel mecánico, preferencia por los junglas carriespathings agresivos, mucho más enfocados a las invasiones. El jugador encajó a la perfección con sus compañeros de equipo. Tanto que en solo unos meses fue importante para que la organización consiguiera la tercera posición del Spring Split de la League of Legends Championship Korea (LCK). En verano mejoró los resultados con un subcampeonato de la competición e hizo que la entidad volviera a Worlds tres años después.

Su actitud recordaba la inocencia de un niño, porque a pesar de estar en la élite, su finalidad no dejaba de ser la de pasárselo bien.

Una parte esencial de aquel éxito fue la gran sintonía del vestuario. Todos los jugadores del DRX de la décima temporada encajaban a la perfección tanto dentro como fuera de la Grieta del Invocador. De ahí las famosas noches de karaoke y las peleas de almohadas que el propio Pyosik confesaba tener. Su actitud recordaba la inocencia de un niño, porque a pesar de estar en la élite, su finalidad no dejaba de ser la de pasárselo bien. Aun así, eso no quitaba que poco a poco adquiriera sensatez a medida que avanzaba el tiempo. En muchas ocasiones el jungla declaró a la periodista Ashley Kang que necesitaba mejorar individualmente para poder ayudar tanto al club que había apostado por él como a sus compañeros de equipo. Tintes de madurez generados desde la empatía.

La vida ‘adulta’

Pyosik
El jungla jugó uno de los mejores partidos de su carrera contra Unicorns of Love | Foto vía Riot Games

Llegados al torneo más importante de League of Legends, la carrera del jungla empezó a saber a tarde de domingo. Por una parte podía estar orgulloso de haber llegado a los cuartos de final de Worlds en su primer año en la élite, pero al mismo tiempo la eliminación a manos de DWG KIA -por entonces DAMWON Gaming– dejó un sabor de boca amargo. Sin embargo, lo peor llegó una vez volvió a Corea del Sur procedente de China. La situación pasó a ser tan oscura como Empíreo, la canción más triste de Domenica. Pyosik entendió de golpe el «aprendí que era la muerte a hostias» de Sule B. Todo lo que había conocido se había esfumado en un abrir y cerrar de ojos.

No hubo ninguna foto Polaroid con polvo en la guantera, pero sí un stream con la pantalla negra y un Pyosik hundido. «El hecho de que no haya podido ver las caras de mis compañeros tras la cuarentena me ha hecho mucho daño» declaró el jugador de DRX. Jeong Ji-hoon «Chovy» y Kim Hyuk-kyu «Deft» pusieron se fueron rumbo a Hanwha Life Esports, Ryu Min-seok «Keria» a T1 y Choi Hyeon-joon «Doran» a KT Rolster. Y entre tanto cambio, el jungla se encontraba hundido por no haberse podido despedir de ellos. La realidad adulta le asaltó sin pedir ningún tipo de permiso y le obligó a rehacerse de cara a 2021. La madurez adquirida de golpe hizo que, de la noche a la mañana, pasara de rookie a líder.

Finalmente, el jungla ha sido capaz de liderar hacia los playoffs a un DRX que a priori no tenía la calidad suficiente para aspirar a la zona alta de la clasificación. A lo largo de ese camino ha sido el faro de jugadores novatos como Jeong Hyeon-woo «BAO» o Son Min-woo «Becca«. Además, lo ha conseguido siendo en parte un revolucionario, pues fue él quien hizo que Udyr pasara a ser parte del metajuego. El club ha superado todo tipo de expectativas gracias al cambio de Pyosik. El coreano ha sido capaz de afrontar y superar las incertidumbres que se generan cada noche de domingo. En definitiva, ha asumido la madurez que tanto atormentaba a Suite Soprano en Domenica.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba