League of Legends

¡Silencio! He oído el nombre de Xiaohu

La discreción con la que el jugador de Royal Never Give Up ha vuelto a la calle central es inversamente proporcional a su importancia en el conjunto chino

Li Yuan-Hao «Xiaohu«, jugador de League of Legends de Royal Never Give Up, es un héroe del silencio. No porque se llame Enrique Bunbury, Juan Valdivia, Joaquín Cardiel o Pedro Andreu. Tampoco porque haya nacido en Zaragoza y haya formado parte de uno de los movimientos musicales más importantes de un país. Pero sí por ser capaz de bajar la persiana en un momento donde a nivel personal parecía tener un margen de crecimiento todavía más amplio, hasta niveles inimaginables anteriormente. Cerrar la puerta al salir antes de que las cosas vayan a peor y manchar todo un legado. Lo es porque su retorno a la calle central tras vivir probablemente el mejor año de su carrera ha significado todo eso.

Quién en su sano juicio sacrificaría la mejor etapa de su vida a nivel profesional por el bien común. Sólo genios como Valdivia o Xiaohu. Aquellos en los que se ha indagado relativamente poco dentro de su figura en comparación a su importancia dentro de un todo. Basta con hacer una búsqueda rápida en la sección de noticias de Google para comprobarlo. Demasiado poco ruido para el terremoto del que han llegado a formar parte. También porque convivieron al lado del verdadero reclamo para las masas. Repetir el ejercicio mencionado con los nombres de Bunbury o Jian Zi-Hao «Uzi«, actualmente tirador de Bilibili Gaming, es suficiente para verificarlo. Dos estrellas que, de tanto brillo que generaban, llegaron a provocar -o les forzaron- sombras injustas.

Basta con ver que lejos de China el nombre de Xiaohu no ha generado demasiado revuelo. Alguna entrevista postpartido, otras con Ashley Kang o Travis Gafford y poco más. Tampoco el propio jugador ha mostrado demasiada voluntad para ello. Daba igual que otros compañeros de profesión mostraran sorpresa y admiración ante su talento. Porque claro, no deja de tratarse de un héroe del silencio. Alguien que consigue proclamarse el mejor de su posición el mismo año que cambia de rol y al final decide dejarla. Apartarse como si haber superado a figuras como Jang Ha-gwon «Nuguri» fuera algo sencillo o ser el único que gana el Mid-Season Invitational (MSI) en dos posiciones distintas estuviera al alcance de todos.

Apartarse como si haber superado a figuras como Nuguri fuera algo sencillo o ser el único que gana el MSI en dos posiciones distintas estuviera al alcance de todos.

Acabar con una etapa que podía haber llegado a estar absurdamente desorbitada después de dejar su sello personal. Cortar con el Lucian de la calle superior que tenía un carisma tan característico como dejaron de sonar los acordes y arpegios de Valdivia. Poner fin a una fórmula exitosa pasaba principalmente por sus manos. Y en el caso de Xiaohu, con el plus de volver a adaptarse a las necesidades de un conjunto. Porque si en 2021 hizo la apuesta de su carrera para ayudar a Royal Never Give Up, en 2022 ha acabado con ese corto pero gran legado para mejorar a su equipo. Darle a su organización y a todos los seguidores de la League of Legends Pro League (LPL) la oportunidad de disfrutar de Che Ze-Bin «Bin«, quien ya llamó a la puerta de la grandeza en los Worlds de 2020 porque está dispuesto a marcar una época.

Quizás el mismo silencio con el que tomó la decisión sea lo que genere ruido en 2022. Lo que provoque que Xiaohu pase de ser el elogiado al señalado. Que la crítica a su ‘nueva’ obra sea negativa y esté a favor de la nostalgia de tiempos pasados. La melodía del «tú antes molabas más» resonando de nuevo aunque en el fondo esté volviendo a sus orígenes. Echar de menos la locura de sus iniciaciones y disengages porque el escalado no es tan vistoso. En el fondo somos caprichosos y queremos recuperar aquello que un día se esfumó. Poco reprochable es cuando el propio jugador de Royal Never Give Up ha hecho eso mismo, regresar donde él se sentía cómodo. No le ha importado que sus últimos años en medio llegaran a tener rachas preocupantes o que teniendo en cuenta 2021 quizás el precio a pagar era alto.

Xiaohu es un héroe del silencio porque, justo cuando a primera vista no lo parece, es uno de los jugadores más condecorados a nivel individual dentro de la LPL. Y ya no sólo por lo que se refiere a su año en la calle superior, más bien por toda su carrera. Es el tercer jugador con más asesinatos de la liga estando sólo por detrás de su querido Uzi y Song Eui-jin «Rookie«, medio de Victory Five. Con Shi Sen-Ming «Ming«, apoyo de Royal Never Give Up, forma el segundo dúo más prolífero de la historia de la competición. Superado exclusivamente por la pareja de EDward Gaming compuesta por Lee Ye-Chan «Scout» y Tian Ye «Meiko«. Así que cada vez que suene el nombre del medio, silencio. Hemos oído que su importancia es inversamente proporcional a la discreción con la que toma cambios de rumbo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba