League of Legends

Worlds 2016: El quinto mapa de la final – Road to Worlds

Con los motores ya en marcha para los Worlds 2020 en Esportmaníacos estamos abriendo el baúl de los recuerdos para repasar los eventos más importantes de los pasados mundiales.

Hoy volvemos a 2016 donde el gran encuentro final nos dio un quinto mapa cargado de emoción y nervios entre dos titanes coreanos.

No os olvidéis en echarle un vistazo a lo ocurrido en los Worlds 2011, Worlds 2012, Worlds 2013, Worlds 2014 y Worlds 2015.

Worlds 2016: El quinto mapa de la final

Los Worlds de 2016 fueron unos Worlds que tuvo varios momentos dignos de recuerdo. Fue el caso de la caída aplastante de Europa y Norteamérica en fase de grupos, así como el golpe en la mesa que dio Albus Nox Luna al demostrar que los equipos de la Wildcard también podían luchar en los mundiales.

No obstante, si hay algo por lo que se recuerda esa edición fue por la gran final. Un mejor de cinco que hizo honor a su nombre. Fue el primer y único quinto mapa que hemos tenido en unas finales de Worlds.

La final tenía sabor coreano y traía cara a cara a T1 (por aquel entonces SKT) y a Samsung Galaxy (SSG). Este último incluso estuvo a punto de no conseguir su billete a los mundiales. No obstante, por el camino ambos conjuntos destrozaron a equipos como Royal Never Give Up, ROX Tigers o incluso H2K.

La serie empezó fortísima con un T1 pasando por encima del equipo de SSG. Aun así, cuando todos creíamos que íbamos a tener otra stompeada en la final, Kang «Ambition» Chan-yong y el resto del equipo sacaron sus garras y empezaron a remontar todos los mapas.

Cuando nos quisimos dar cuenta habíamos llegado al quinto mapa. La tensión de jugárselo todo a una única carta se notaba entre los propios jugadores. Desde casa los aficionados nos comíamos las uñas y más de un caster tenía ya la voz ronca.

SSG intentó asfixiar a T1 todo lo que pudo. Le quitó varios de los picks estrellas de Lee «Faker» Sang-hyeok y durante todo el early intentó castigarlo. Aun así la partida se estabilizó y comenzó a alargarse hasta el late game. Algo habitual en ese meta.

Ambos conjuntos llegaron a su pico de poder y las teamfight comenzaron siendo más peligrosas.

SSG peleó con todas sus fuerzas pero T1 aprovechó varios errores de sus rivales y puso el GG al minuto 50. Era la tercera vez que el conjunto alzaba la Copa del Invocador.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba