League of LegendsWorlds 2022

Un T1 con el Faker más vocal

El conjunto coreano llega a Worlds con una cara bastante reconocible pero diferente en comparación a su última aparición internacional

Los Worlds de 2020 fueron cuanto menos curiosos para la League of Legends Championship Korea (LCK). A pesar de no mostrarse como una liga de tanto nivel como la League of Legends Pro League (LPL), Corea del Sur alzó la Copa del Invocador gracias a una dominación de DWG KIA de principio a fin. La clasificación de DRX fue una sorpresa agradable que indicaba que en el país asiático seguía generando talento aunque la situación de su competición no fuera la misma que la de un lustro atrás. En cambio, Gen.G se limitó a tener un papel cumplidor. Todo este desarrollo sucedió en parte a costa de la caída de T1, que se perdió la cita mundialista tras vivir un año de más a menos en el que llegó a proclamarse campeón del Spring Split.

La decimoprimera temporada no ha sido la más estable de la historia de los tricampeones mundiales, aunque en esta ocasión la organización ha sabido dar con la tecla para no perderse Worlds. Después de todo un año lleno de altibajos T1 dio con su tecla particular tras despedir de Yang Dae-in «Daeny» para poner a Son Seok-hee «Stardust» y Kim Ji-hwan «Moment» al cargo del equipo. La configuración propuesta por ambos técnicos ha servido tanto para llegar al Mundial como para aterrizar en este con el título de subcampeones de la LCK. Sin embargo, el club se presentará al escenario internacional con Lee Sang-hyeok «Faker» como reclamo y líder pero no como principal carry por primera vez en toda historia.

La primavera como campo de pruebas

Oner debutará internacionalmente con 18 años | Foto vía Riot Games

No todo fueron malas noticias para T1 dentro de la decaída vivida en el verano de 2020. En medio de un mar de dudas nacieron dos «hijos de la ruina» llamados Lee Ju-hyeon «Clozer» y Lee Min-hyeong «Gumayusi», que demostraron tener el talento necesario como para formar parte de un buen equipo de la LCK. El club no se hizo con el tan ansiado billete a Worldspero a cambio descubrió tener un fondo de armario más que válido para poder replantear una reconstrucción en el caso de ser necesario. Ambos jugadores se quedaron en la organización y esta, teniendo siempre en mente la decepción veraniega, decidió reforzar la apuesta ampliando la plantilla en 2021 hasta el punto de contar con 10 jugadores. Este mismo motivo provocó que el pasado Spring Split se planteara como un campo de pruebas.

T1 tanteó durante toda la primavera a todos sus jugadores para probar distintos quintetos titulares de cara a un futuro. Es por eso que la organización no dudó en hacer debutar a Choi Woo-je «Zeus» por el lugar de Kim Chang-dong «Canna» cuando cumplió la edad mínima. Más radical es el caso de la jungla, donde llegaron a ser tres jugadores de dicha posición los que rotaron durante el Spring Split. Moon Woo-chan «Cuzz«, Choi El-lim «Ellim» y Moon Hyeon-joon «Oner» alternaron partidos para mostrar o diferenciar sus características. La única excepción es Ryu Min-seok «Keria«: debutó con DRX en 2020 y desde entonces siempre se ha mantenido como uno de los tres mejores apoyos de la LCK como mínimo. De ahí que desde la entidad se priorizara tanto su fichaje una vez finalizó la décima temporada.

El agua en el cuello de T1

A pesar de que T1 no ha tenido ningún miedo en probar a los integrantes de su plantilla, en club que cuenta con tres Copas del Invocador de sus vitrinas siempre se espera la victoria. Por ese mismo motivo el conjunto surcoreano ha mantenido quintetos titulares con la llegada de los tramos importantes -o críticos a nivel institucional- de la temporada. En primavera se decantaron por la configuración de 2020, pero en verano no fue suficiente. Sin embargo, bajo la dirección de Stardust y Moment tras la salida de Daeny, el equipo principal pasó a estar compuesto por Canna, Oner, Faker, Gumayusi y Keria.

A diferencia de la primavera, el contexto veraniego exigía resultados inmediatos para evitar la misma tragedia de la décima temporada. Por ello T1 despidió a Daeny, porque por mucho que el técnico asegurara que tenía un plan de cara a los playoffs y Worlds, el club exigía velocidad cuando la regularidad del conjunto de League of Legends brillaba por su ausencia. La aparición de Park Jin-seong «Teddy» en playoffs refleja a la perfección la situación de la entidad: el tirador volvió a la titularidad porque el cuerpo técnico sabía que podía dar buenos frutos con un plan concreto. En cambio, durante la fase regular el exjugador de Jin Air Green Wings no gozó de protagonismo ya que no ofrecía soluciones rápidas por cómo se encontraban tanto el equipo como el metajuego.

El nuevo rol de Faker

Faker jugará los sextos Worlds de su carrera | Foto vía Riot Games

Actualmente T1 es inimaginable sin la figura de Faker. No obstante, este 2021 los tricampeones mundiales llegarán a Worlds con pretexto único hasta el momento: con el Rey Demonio sin la etiqueta carry principal. A lo largo de la historia el medio era quien asumía el mayor grosor del protagonismo gracias a un Bae Seong-woong «Bengi» que jugaba a su alrededor, con él generando ventajas individualmente en series surrealistas como las semifinales ante Royal Never Give Up u ofreciendo más agresividad al sangriento carácter de Kim Tae-min «Clid«. Este Summer Split el mejor jugador de la historia de League of Legends dirige vocalmente al conjunto surcoreano más que nunca a cambio de no ser él el centro del highlight.

Durante última fase regular Faker fue el jugador que más enfrentamientos favorables recibió dentro de T1 con tal de que pudiera brillar. Sin embargo, actualmente la estrella no genera tantas ventajas irreales por sí solo desde la fase de líneas como lo hacía anteriormente. Por ello es comprensible que el propio Rey Demonio asegure que no esté satisfecho con su nivel en este punto de su carrera. Eso provocó el medio cambiara de perfil, es decir, que dejara de lado algunos de sus galones para ser el director de orquestra. El tricampeón mundial es el responsable de hacer el silbido inicial de cuándo pelear y rotar para, una vez ejercido su papel con habilidades definitivas clave, sean sus compañeros los que culminen la faena. Con esta modificación la prioridad por Azir y Ryze explotó a costa de la de otros personajes como Ezreal.

La pizarra de los tricampeones mundiales

La exigencia de resultados inmediatos dentro de un club como T1 ha provocado que el conjunto surcoreano se haya ceñido a un plan estricto desde la fase de selección y bloqueos de campeones. Desde la pizarra el representante de la LCK encontró el éxito en el tramo final del Summer Split principalmente a través de asegurar en las dos primeras rotaciones la zona superior del mapa y ofreciendo un enfrentamiento favorable a la calle inferior. Más allá del ya mencionado dúo Azir-Ryze el campeón que ha ganado prioridad dentro del conjunto surcoreano como consecuencia de este planteamiento es Kennen. El Corazón de la Tempestad palia las debilidades de Canna como lado débil, le da una fase de líneas que puede explotar a su favor y le ofrece impacto cuando no presiona individualmente una calle lateral, donde el top se siente más cómodo.

La prioridad de un enfrentamiento favorable para la calle inferior no significa que el resto de jugadores no puedan recibir atención desde los picksbans. Un ejemplo es Faker cuando no juega magos de control a ciegas y se hace con personajes como LeBlanc para generar un efecto de bola de nieve desde la fase de líneas. Otro factor que condiciona la pizarra del club de la LCK y a sus rivales es Jayce, el campeón más bloqueado contra los tricampeones mundiales este verano. Cuando la selección estrella de Canna aparece en la Grieta del Invocador el conjunto sabe jugar a la perfección a través de él, habiéndolo hecho tanto con Cuzz como con Oner en la jungla. Ese estilo mucho más parecido al de Longzhu Gaming con Kim Dong-ha «Khan» en 2017 ofrece soluciones rápidas pero no viables a largo plazo como se pudo apreciar en 2020.

Disparidad de ritmo

T1 superó el Torneo Regional de la LCK venciendo por 3-2 a Hanwha Life Esports | Foto vía Riot Games

Dentro de la Grieta del Invocador T1 se muestra como un equipo extremadamente agresivo en los primeros compases de la partida que busca constantemente generar un efecto de bola de nieve. Para ello los pathings de Oner suelen estar reconducidos a la zona superior del mapa, con los que busca poner a Canna por delante o acomodar lo máximo posible a Faker. El jungla gana mucho espacio gracias a su calle inferior gracias a que el dúo Gumayusi-Keria se ha mostrado como una de las mejores bot lanes en fase de líneas de todo el planeta. El aspecto diferencial que explica la preferencia de por la zona superior del mapa se debe a la prioridad sobre el Heraldo de la Grieta.

El subcampeón de la LCK siempre busca hacerse con el Heraldo para acelerar el efecto de bola de nieve a través de la primera torre (la consigue un 60% de las ocasiones) o para redistribuir el oro al resto de carries. En este último aspecto se entiende cómo Gumayusi y Teddy superan el 23% del oro recibido cuando los primeros minutos están destinados en sacar partido de la buena fase de líneas de Canna. Durante las escaramuzas que se generan alrededor del objetivo -complementadas con los resets de Keria– se entienden las prioridades sobre Kennen y Azir, pues ambos personajes pueden decidir fácilmente las peleas gracias a sus habilidades definitivas para conseguirlo con más facilidad. No obstante, a T1 se le han atascado muchos partidos por no saber controlar correctamente ni la visión ni las oleadas una vez aparecían los Dragones Elementales.

Otros Worlds sin la etiqueta de favoritos

Estos Worlds serán cuanto menos especiales para T1. Además de acudir por primera vez en la historia sin el nombre de SK Telecom T1 y  con Faker sin ser el carry principal, el club repetirá la misma situación vivida en 2017: no parte como favorito. El contexto es totalmente distinto en esta temporada ya que en esta edición las amenazas principales se encuentran en la LPL y no en la LCK. FunPlus Phoenix y EDward Gaming son los grandes favoritos para arrebatar la Copa del Invocador a DWG KIA. Curiosamente DK cuenta con Khan, que recaló en Longzhu Gaming, el principal candidato a ganar el Mundial en el que el Rey Demonio perdió por primera vez internacionalmente.

A favor de T1 juega el factor de ser con mucho margen la segunda espada de Corea del Sur. DWG KIA es el representante favorito de la competición, pero los tricampeones mundiales no llegan tan a contracorriente como sus otros dos equipos compatriotas. Hanwha Life Esports tuvo que mejorar drásticamente en el tramo final de la fase regular para poder alcanzar la final del Torneo Regional. En cambio, Gen.G sigue estancado en la tónica de ganar a los equipos con menos nivel y perder contra los que realmente ofrecen mayor competitividad en un contexto histórico para haber ganado el título de campeón regional. La última vez que Faker estuvo en el escenario internacional se despidió en unas semifinales, por lo que no conseguir como mínimo ese resultado sería una decepción para el Rey Demonio.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba